Cuatro firmas extranjeras han enviado sus expresiones de interés para participar en la construcción del aeropuerto Palmerola.

Dos empresas de Estados Unidos, una de China y una de Chile son las que han manifestado su intención de participar en la edificación de lo que sería la nueva terminal aérea comercial del país.

La información fue brindada por los ejecutivos de Aeropuertos de Honduras en una reunión sostenida ayer con la junta directiva del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), en donde expusieron los detalles del programa de inversión para la modernización del sistema aeroportuario.

La iniciativa fue aprobada por el Consejo de Ministros el martes 8 de noviembre, la que contempla una ampliación de la vigencia de la concesión de los aeropuertos comerciales de 2020 a 2040, o sea 20 años más del acuerdo original.

El monto de inversión en Palmerola es de US$129 millones, de los que US$89 millones están programados ejecutarse en el período 2012-2017.

En total, el programa contempla una inversión por US$296 millones, de los que US$167 millones serán destinados para las terminales aéreas Ramón Villeda Morales, Toncontín, Juan Manuel Gálvez y Golosón.

En un lapso de cinco años, la inversión ejecutada será de US$161 millones, de acuerdo con lo expresado por los ejecutivos de Aeropuertos de Honduras a los representantes del sector privado.

Respaldo. El Cohep, a través de su presidente Santiago Ruiz, respaldó el programa de inversión en el sistema aeroportuario comercial de Honduras. Agregó que son necesarias las inversiones en los aeropuertos, ya que son la puerta de entrada y la primera imagen que un país muestra al visitante.

En cuanto a Palmerola, el presidente de los empresarios dijo que se puede construir una terminal de primera, hay espacio para que la pista sea del nivel de cualquier aeropuerto del mundo y crea un polo de desarrollo.

Por su parte, Edgardo Maradiaga, gerente de Aeropuertos de Honduras, dijo a los dirigentes empresariales que debe verse como la terminal aérea de la capital, del centro y del sur del país.

El ejecutivo dio a conocer los borradores de diseños que tienen de lo que sería la quinta terminal aérea comercial de Honduras, la que tendría capacidad para movilizar un millón de pasajeros por año.

Maradiaga dijo a los miembros del Consejo Hondureño de la Empresa Privada que uno de los aspectos de mayor importancia en el tema del programa de modernización del sistema aeroportuario es el respaldo recibido por la administración de Porfirio Lobo Sosa, lo que garantiza la ejecución del proyecto, siempre y cuando el Congreso Nacional apruebe el contrato de concesión que será enviado por el Poder Ejecutivo.