Tegucigalpa. El Banco Central de Honduras indica que el alza al precio de los carburantes influyó para que la inflación de febrero fuera de 1%. Maquiladores piden mantener el acuerdo al salario mínimo.

La devaluación del lempira respecto al dólar y el alza internacional del petróleo son factores que influyen para que el precio del galón de gasolina pueda, en el corto plazo, acercarse y superar la frontera psicológica de 100 lempiras (US$5,1).

De mantenerse esta tendencia, el incremento inédito al valor de este combustible no solo impactará en el bolsillo del automovilista, sino en el consumidor en general, y pone en riesgo convenios salariales suscritos de manera reciente entre empresarios y obreros.

Las causas. Para el gerente de UnoPetrol, Fernando Ceballos, el deslizamiento del lempira respecto al dólar es un factor que debe ser analizado con detenimiento porque contribuye a que el precio de los combustibles se encarezca.

Ahora se necesitan más lempiras para comprar un galón de gasolina en el mercado internacional. El tipo de cambio se mantuvo durante unos seis años alrededor de 19,02 lempiras por US$1, pero a finales de julio de 2011, el Banco Central de Honduras (BCH) dejó el tipo de cambio de acuerdo a la disposición de divisas en el mercado local.

El precio de la divisa al viernes 2 de marzo del presente año es de 19,34, para una pérdida de 32 centavos de lempira respecto al 23 de julio de 2011.

Ceballos explicó que el precio del galón de la gasolina se cotiza a un poco más de US$3,30 por galón y para que los consumidores locales la paguen a 100 lempiras, debería llegar a costar US$3,50.

Al precio internacional de la gasolina se le suma el costo del flete internacional, los seguros, el margen del importador y del detallista, así como el flete local y los impuestos recaudados por el gobierno.

Ceballos explicó que la otra variable que debe ser monitoreada es el alza al precio internacional de los carburantes.

“Tanto el crudo como el diésel han tenido un precio más estable, en cambio, la gasolina mantiene significativos repuntes”,expresó.

Según el ejecutivo, se aprecia una variación semanal de cinco centavos de dólar, una tendencia que refleja los cambios en el mercado y que podría continuar por lo menos una semana más.

La inflación. El Índice de Precios al Consumidor (IPC) del BCH indica que en febrero de 2012, la tasa de inflación fue de 1%, influenciada por el alza al precio de los carburantes y de otros factores.

El rubro de “Transporte”, contribuyó a la inflación del mes por el aumento observado en los precios de las gasolinas súper y regular, así como del diésel, derivado de las alzas del precio internacional de los combustibles.

El rubro “alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles” también incidió en el comportamiento del IPC de febrero, debido al aumento en los precios del alquiler de vivienda, del suministro de electricidad y de agua, del gas líquido querosene y del LPG.

El presidente de la Asociación Nacional de Industriales, Adolfo Facussé, expresó que las alzas a los costos se transfieren al consumidor final vía precios de los productos.

Diversos empresarios han adelantado que de continuar la tendencia alcista de los combustibles, los consumidores deben esperar aumento en los precios de los bienes y servicios que adquieren.

Salario mínimo. Para el director de la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM), Guillermo Matamoros, se debe mantener el acuerdo de salario mínimo por tres años suscrito para industria textil y de la confección.

Sin embargo, los obreros son del parecer que este acuerdo depende de la estabilidad en los precios de los alimentos y productos de primera necesidad.