Tegucigalpa. La junta directiva de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) suspendió este viernes la compra directa de 50 megavatios de energía eléctrica.

Según una denuncia publicada por El Heraldo el  viernes 26 de noviembre, las autoridades de la estatal eléctrica estaban listas para contratar potencia adicional a una empresa que ha incumplido con la reparación, operación y mantenimiento de las plantas Sulzer y Alsthom, ubicadas en Puerto Cortés.

La justificación para autorizar esa operación era que el país necesita energía adicional para cubrir la elevada demanda que se registrará en la temporada seca o de verano del presente año, la que generalmente ocurre en los meses de abril o mayo.

Roberto Martínez Lozano, gerente de la ENEE, negó que se pretendiera adquirir más energía bajo el argumento de una emergencia, pero no descartó si esa cantidad de potencia será comprada a través de una licitación pública nacional o internacional, o mediante arrendamiento de plantas operadas con diésel o bunker.

Estadísticas de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica revelan que la disponibilidad de energía es de 1,365 megavatios, mientras que la demanda es de 1,210 megas, resultando un excedente de 144 MW.

Bajo la gerencia de Roberto Martínez Lozano se han aprobado las ampliaciones de los contratos de Elcosa -80 MW- y Lufussa I -39.5 MW-. Además, la junta directiva de esa empresa autorizó la adquisición de 250 megavatios de energía renovable.