Tegucigalpa. Cuatro marcas de jabones fabricadas por empresas hondureñas ganan mercado en Nicaragua, Costa Rica, El Salvador, Guatemala y República Dominicana.

El 2010, estos productos de limpieza generaron US$60,2 millones, según un reporte del Banco Central de Honduras (BCH).

Si esa cifra se compara con las ganancias del 2009, cuando se sumó US$48,4 millones, se reporta un crecimiento de US$11,88 millones.

El valor exportado durante el 2010 es el más alto en la historia de la industria de productos de limpieza, los que incluyen aseo personal, lavado de ropa y loza.

"Xtra en sus diversas presentaciones es la de mayor crecimiento en el mercado centroamericano", dijo un ejecutivo de la multinacional Unilever Honduras, la que tiene su planta de producción en Comayagua.

Agregó que la industria hondureña de productos de limpieza está ganando terreno en la región, en donde hay grandes empresas locales e internacionales que compiten por ese segmento de mercado.

Otras marcas de gran demanda producidas por esa multinacional británica-holandesa son Dove y Rexona, ya que gozan del derecho de franquicia de esos productos de aseo personal.

El repunte de la industria hondureña de productos de limpieza se explica por la decisión de Unilever de cerrar plantas que operaban en varios países latinoamericanos y concentrar su línea de jabones en el complejo industrial de Comayagua, desde donde abastece a una decena de naciones.

Además, el crecimiento ha estado amparado en los beneficios arancelarios del tratado comercial vigente.

Empresarios de ese rubro coinciden en que Honduras puede alcanzar en el mediano plazo un exportación de jabones por la suma de US$100 millones.