Los consumidores de Costa Rica y Honduras pagan los precios más altos por los frijoles, un alimento básico en la dieta de los centroamericanos.

Si bien los ticos son los que históricamente han pagado los precios más altos por este grano básico, el margen de distancia con otros consumidores, los nicas y los catrachos que seguían de cerca a ese país, había sido mayor al que se registra en la actualidad.

El Consejo Agropecuario Centroamericano (CAC), que depende del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y que recopila los precios de los alimentos en El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Guatemala y Panamá, indica en uno de sus recientes reportes los costos de este producto. La tonelada métrica de frijol rojo tinto tiene un precio de US$2.133,88 en Costa Rica, el precio más alto de la región, seguido por Honduras con US$1.695,87.

En tercer lugar están Guatemala, con US$1.615,00 la TM y luego Nicaragua con US$1.609,35. Los precios más bajos se cotizan a finales de mayo en El Salvador, con US$1.413,04 la TM.

Los datos de Panamá no figuran en este reporte. Los datos a junio del CAC mostraban un comportamiento diferente, pues en este mes Honduras figuraba como el tercer país con los precios más altos, liderados siempre por Costa Rica, y en segundo lugar Nicaragua.

El boletín más reciente, de la semana del 21 al 27 de julio, El Salvador estaba en segundo lugar después de Costa Rica y antes de Guatemala, sin embargo, los precios de los demás países aún no figuran en el reporte.

La escasez del frijol ha disparado los precios en toda la región y todos los países se han visto obligados a recurrir a autorizar importaciones de emergencia para abastecer los mercados. Pese a que los centroamericanos prefieren el frijol rojo, el consumo de frijol negro ha crecido, al igual que su precio.

Este alimento, recibido con poca aceptación Honduras, es más caro si se compra en Costa Rica, El Salvador y Honduras, respectivamente.

Precio interno. La carga de 200 libras de frijol rojo se cotiza a un precio promedio de 4.800 lempiras, es decir 2.400 lempiras el quintal, según el Sistema de Información de Mercados de Productos Agrícolas de Honduras (Simpah), un ente estatal que monitorea los precios de los alimentos a nivel local. Los precios en las plazas locales continúan por arriba de los 140 lempiras la medida, 10 lempiras menos que la semana anterior.

Sin embargo, el gobierno ha firmado convenios con ferias de agricultores y cadenas de supermercados que permiten que la población adquiera el alimento a 65 y 55 lempiras la medida. Las tiendas de Banasupro lo mantienen a 46 lempiras, pero la próxima semana subirá nueve lempiras.

El gobierno anunció esta semana que giró instrucciones para que el Instituto Hondureño de Mercadeo Agrícola (IHMA) pague a los productores 900 lempiras por quintal de frijoles rojos. Este precio, según Alden Rivera, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE), será pagado en el campo a aquellos que dispongan del grano rojo, la variedad que se cosecha en mayor cantidad en Honduras.