Ante las proyecciones públicas y privadas de atraer capital extranjero al país, las autoridades gubernamentales deben garantizar la seguridad jurídica de nuevas compañías que han invertido en el marco de la Ley Marco del Sub Sector Eléctrico, demandó la presidenta de la Asociación Hondureña de Pequeños Productores de Energía Renovable (AHPPER), Carolina Castillo.

En los últimos días trascendió la preocupación de 38 empresas, la mayoría de ellas con proyecciones de generar energía eólica e hídrica, ante la entrada en vigencia este 4 de julio de la Ley General de la Industria Eléctrica.

Para la ejecutiva es necesario que en el gabinete energético se evalúen cada uno de los proyectos y que a la brevedad posible se les brinde los PPA, ya que con base en la Ley Marco del Sub Sector Eléctrico realizaron inversiones y gastaron millones de lempiras en estudios.

Castillo reconoció que la nueva normativa traerá orden al sector energía y consideró que están de acuerdo en la libre competencia.Sin embargo, a menos de un mes de entrar en vigor la ley, se acrecienta la preocupación de las empresas que vinieron con el ofrecimiento que se les brindarían los incentivos de la Ley de Generación de Energía Renovable y de la Ley del Sub Sector Eléctrico.

Sin embargo, al entrar en vigencia la nueva ley desaparece la Comisión Nacional de Energía y la autoridad de la ENEE para brindar los PPA, que son los acuerdos de suministro de energía.

Se cree que puede existir una veda para contratar nueva energía de tres a cuatro años. La referida ley observa esta situación e indica que toda compra de energía deberá realizarse por la vía de la licitación pública internacional.

“Creemos que al obviar las inversiones realizadas por estas empresas se pone en riesgo la seguridad jurídica. El 4 de julio de este año entra en vigencia la ley, pero, creemos que el Estado no nos puede decir de la noche a la mañana que no aprobará estos PPA, porque las reglas del juego cambiaron”, dijo.