El proyecto hidroeléctrico Piedras Amarillas, más conocido como Patuca III, ha despertado interés e incertidumbre entre los pobladores de este sector del país.

Existen criterios encontrados debido a que unos consideran que ya están listos para iniciar la importante obra que estará ubicada entre dos cerros de la comunidad de Las Mangas, a 15 kilómetros de la cabecera municipal, aguas abajo del río Patuca.

Otros aseguran que no saben qué va a pasar con sus parcelas de tierra y las viviendas ubicadas en las 18 comunidades distribuidas entre los municipios de Catacamas y Patuca que serán inundadas al construir y poner en funcionamiento la represa que va a generar 104 megavatios de energía eléctrica en Honduras.

En lo que sí coinciden es que la construcción del embalse traerá desarrollo económico, turístico y de infraestructura, pues es un proyecto de país y no solo del lugar donde estará ubicado.

La represa Patuca III, que tendrá un costo de US$350 millones (alrededor de 6.000 millones de lempiras), será construida en un área de 72 kilómetros cuadrados y la cortina del embalse tendrá una dimensión de 55 metros de alto por 208 metros de ancho, estará ubicada en un punto estratégico en el caudaloso río Patuca conformado por los afluentes de los ríos Guayambre y Guayape, a una distancia de 210 kilómetros de Tegucigalpa.

Acuerdo

Minelio Ramírez Martínez, alcalde de Patuca, manifestó que "se ha llegado a un acuerdo preliminar" con las personas que serán indemnizadas, especialmente con aquellas que tienen propiedades en el lugar donde se construirá la primera etapa del proyecto, que consiste en la desviación del río Patuca.

En este sitio primero se hará un túnel para trabajar en seco en el lugar donde va a construirse la cortina. También se desviará un tramo de carretera que comprende entre ocho y diez kilómetros a partir de la comunidad de Terrero Blanco hasta llegar a la cabecera municipal. Asimismo se indemnizará al propietario del predio donde estarán ubicados los campamentos de los técnicos de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), del batallón que brindará seguridad en el proyecto y del personal técnico de la empresa taiwanesa Sinohidro, que serán los encargados de realizar la obra.

Indemnización. Se estima que 379 personas serán indemnizadas por la construcción de la represa Patuca III, pues sus predios están ubicados en las 18 comunidades afectadas, entre las que se encuentran: Terrero Blanco, San Fernando, Piedras Amarillas, Las Mangas, Las Delicias, La Cruz, Vega del Río Guayambre, San Jerónimo, Ocotillal, Quebrada Honda, El Guayape, La Pista, Las Corrientes, Sabana del Pueblo y Las Calabazeras.

Se estima que las comunidades que serán más afectadas pertenecen al municipio de Catacamas ya que los niveles del agua van a subir más en el afluente del río Guayape, el área es más plana, contrario al río Guayambre que sí tiene sus bordos naturales y es poca la vega que tiene a los lados.

El edil aseguró que las familias que sean afectadas al construir la represa serán indemnizadas, por lo que existe una comisión de evaluación de tierras que está compuesta por representantes del Tribunal Superior de Cuentas (TSC), Procuraduría General de la República (PGR), Instituto Nacional Agrario (INA) y dos representantes de las personas que van a ser indemnizadas, pues se ha llegado a un acuerdo preliminar para que se les pague el justo precio por los predios que serán utilizados.

Ramírez Martínez explicó que el proceso de indemnización de las tierras iniciará en el mes de diciembre cuando comience la segunda etapa de la importante obra, pues antes deben presentar toda la documentación legal por parte de los dueños de las tierras que serán utilizadas para la construcción de Patuca III, proyecto que será de mucho beneficio para otros municipios del departamento de El Paraíso, pues Patuca pertenece a la región número 11 donde están los municipios de Trojes, Jacaleapa, San Matías, Potrerillos, El Paraíso y El Patuca, entre otros.

Álvaro Ramírez, representante de la ENEE en el proyecto Patuca III, comentó que los trabajos están divididos en varias fases. La primera fase inicia el 16 de mayo con la instalación de la primera piedra, al igual que con la instalación del campamento y un puente Bailey que servirá de acceso para la maquinaria que se utilizará en la zona.

En esta primera etapa también se hará la perforación de un túnel de derivación por donde se va a cambiar el cauce del río y el próximo año empezará la segunda etapa con las obras de cimentación de la represa.

Inconformidad. Héctor Adolfo Zavala comentó que con la realización del proyecto Patuca III un predio de 107 hectáreas de su propiedad será afectado, pues está cerca del lugar donde estará la cortina.

"El gobierno no ha hecho nada concreto y solo han nombrado una comisión negociadora de las tierras y hasta el momento solo han estado en reuniones y no hay nada concreto porque no dicen cuánto es lo que se nos va a pagar, porque las tierras valen mucho dinero porque nosotros las utilizamos para la ganadería de donde sacamos leche y granos básicos, porque a nosotros no es que nos van a venir a engañar con 50 mil lempiras por una manzana porque nosotros al cultivarla sacamos el doble en un año", dijo Zavala.