Tegucigalpa. La factura petrolera de Honduras en los primeros tres meses de 2014 fue de US$492 millones, un 12% menos que lo registrado en el mismo lapso del año pasado, informó hoy el Banco Central del país centroamericano.

De enero a marzo pasado la compra de combustibles disminuyó en US$67,2 millones (12%) con respecto a los US$559,2 millones pagados en la misma fecha del año pasado, señaló el organismo rector de la política económica en un informe.

Del total del pago, US$156,9 millones fueron por importaciones de diesel, un 19,7% menos que lo registrado en los primeros tres meses de 2013, cuando sumó US$195,5 millones, detalló el documento.

La compra de combustible búnker, por US$149,5 millones, disminuyó en 0,7% con relación al mismo lapso de 2013, cuando ascendió a US$150,7 millones.

El organismo indicó que la importación de gasolina le costó a Honduras US$123,6 millones, US$34,2 millones (21,6%) menos que en el primer trimestre del año pasado, cuando ascendió a US$157,8 millones.

Además, se compraron US$41 millones en queroseno y gas licuado para uso doméstico.

El Banco Central de Honduras incluyó en la factura petrolera la compra de energía eléctrica que la nación centroamericana hizo a otros países, que no identifica, por US$4,7 millones.

En tanto, los restantes US$16,4 millones se destinaron a la compra de otros carburantes.

Según el organismo hondureño, la disminución en la factura petrolera en el primer trimestre de 2014 obedece a la caída en los precios y a la menor demanda de los derivados del crudo.

Honduras pagó un total de US$2.229,3 millones por la importación de derivados del petróleo en 2013, un 13,6% menos a lo cancelado en 2012, cuando ascendió a US$2.582,8 millones, según cifras oficiales.