Tegucigalpa. Mientras en San Esteban, Olancho, se cotizan los precios más altos de los carburantes en Honduras, algunos sectores empresariales se muestran escépticos y otros esperanzados respecto a la conveniencia de que el país retorne al pacto energético de Petrocaribe.

Los consumidores diseminados en los departamentos orientales del país pagan entre 91.01 lempiras y 92.97 por el galón de la gasolina superior, y el galón de diésel se cotiza entre 81.12 y 83.09 lempiras en esta zona.

¿Con el reintegro de Honduras al pacto energético de Petrocaribe estos consumidores pagarían menos? Para la directora del Consejo Hondureño de la Industria Petrolera (Cohpetrol), María Eugenia Covelo, la respuesta es que es poco probable porque el petróleo venezolano se compra a precio de mercado.

La funcionaria indicó que en Nicaragua está vigente la iniciativa energética de Petrocaribe y los precios registrados son mayores a los de Honduras.

Venezuela retiró el 29 de junio de 2009 el suministro de combustibles a Honduras debido a los eventos políticos que un día antes generaron la salida del ex presidente Manuel Zelaya del territorio nacional.

"Petrocaribe no es una iniciativa económica o comercial, sino política", expresó Covelo.

Mirar el futuro. El presidente de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), Adolfo Facussé, recomendó a los opositores del referido convenio que se deben quitar "las telarañas de la cabeza". "Estados Unidos le compra el petróleo al presidente Hugo Chávez. No veo por qué debemos sentirnos mal respecto al retorno de Honduras a petrocaribe, cuando significa un gran beneficio para nuestro país", dijo el industrial.

Lamentó que durante el gobierno del ex presidente Manuel Zelaya se destinó un importante porcentaje de la condonación de la deuda interna para subsidiar el precio de los combustible.

"Esperamos que al retornar el país a este convenio petrolero se utilice este dinero para los proyectos establecidos, se guarden estos recursos en Banco Central de Honduras (BCH) y que gente responsable vele por el uso adecuado de estos recursos", indicó.

La iniciativa venezolana permite a los países suscriptores del convenio comprar un porcentaje de la factura petrolera al contado y financiar otro porcentajes a largo plazo, con una tasa de interés baja y años de gracia.

Resistencia fracasada. Facussé opinó que el conflicto político entre Venezuela y Honduras finalizó cuando los mandatarios de ambas naciones, Hugo Chávez y Porfirio Lobo, se estrecharon las manos en la reciente reunión efectuada en Cartagena de Indias, Colombia. En el ámbito interno "fracasó la huelga del magisterio a la que estaba plegada la resistencia nacional. Entonces, me dije, también fracasó la resistencia nacional y se terminó el problema al interno".

Además, Chávez es un militar muy inteligente, un estratega, que no continuará con una batalla perdida. "Chávez convirtió una derrota en un triunfo porque él se ofrece a solventar el problema de Honduras. Antes lo pintábamos con el enemigo del país", dijo.

Se mostró en desacuerdo con que la Corte Suprema de Justicia disuelva los juicios en curso contra el ex presidente Manuel Zelaya.

El impacto. La directora de la Asociación Hondureña de Distribuidores de Productos Derivados del Petróleo (Adhippe), Sarahí Silva, expresó que el costo del flete encarece el precio de la gasolina en los departamentos de El Paraíso y Olancho.

Las terminales de combustibles en el litoral atlántico se encuentran diseminadas entre Puerto Cortés y el puerto de Tela. Así como la terminal Petrosur, está situada en el departamento de Valle.

"El precio de los combustibles en las estaciones de servicio más próximas a estas terminales es más bajo, en comparación a las que se encuentran en la zona oriental y occidental del país", indicó.

En Nueva York el precio del barril de petróleo cerró en US$109.99, representó un retroceso de US$2.87, un 2.54%. Silva indicó que el precio internacional de los carburantes aún se mantiene alto y que este comportamiento se refleja en la fórmula local que toma los precios promedios internacionales de los carburantes durante 22 días y los traslada al consumidor final, los días lunes.