Tegucigalpa. El presidente de la República, Porfirio Lobo Sosa, frenó este miércoles el grosero aumento de la tasa aeroportuaria aprobado por el Congreso Nacional. Así lo anunció el mandatario en declaraciones a las radioemisoras capitalinas.

"El incremento en la tasa aeroportuaria no va. El día de ayer me comuniqué con la concesionaria y vamos a poner a los equipos técnicos a trabajar" para buscar otras alternativas que generen los ingresos necesarios para la construcción del aeropuerto en Palmerola, Comayagua, en la zona central de Honduras, declaró el mandatario esta mañana a la radio local HRN.

Lobo reconoció que si bien "deben hacerse muchas inversiones y se justifica la necesidad de nuevos recursos financieros", no se debe afectar a la población.

"Deben buscarse mecanismos inteligentes que signifiquen que la tasa aeroportuaria no se incremente. Quiero dejar eso bien establecido y bien claro", agregó.

Recalcó que "para tranquilidad de todo el pueblo hondureño, de todos los que viajan, no hay incremento en la tasa aeroportuaria".

El gobernante explicó que el proyecto de la terminal aérea en Comayagua sigue en pie, "únicamente que vamos a buscar mecanismos" para la construcción.

El siguiente paso, informó Lobo, será retomar las negociaciones con la concesionaria InterAirports en busca de un nuevo acuerdo. Por tanto, en los próximos 15 días, los equipos acordarán el inicio de las reuniones.

"Se va a hacer en los primeros días de enero", adelantó.

El presidente de Honduras reiteró que "Palmerola es fundamental, cada día pasamos preocupados por este aeropuerto. Hay tanta esperanza que genera" y "el proyecto va adelante", pero los fondos se obtendrán sin que se "incremente la tasa aeroportuaria que es la que golpea directamente al pueblo hondureño".

InterAirports buscará opciones de financiamiento

Luego de que el presidente Porfirio Lobo anunciara su decisión de suspender el aumento al impuesto de salida, la concesionaria Aeropuertos de Honduras estableció que "estamos totalmente abiertos a ver las nuevas alternativas" de financiamiento para construir la terminal aérea en Palmerola.

Edgardo Maradiaga, gerente de Aeropuertos de Honduras, confirmó que se efectuará una reunión con equipos técnicos para revisar diferentes mecanismos "para volver realidad este proyecto que va, en un mediano plazo, a tener efectos importantes en la competitividad del país en materia de conectividad y reducción de tarifas".

El reto, señaló Maradiaga, será encontrar un camino para financiar los primeros años de inversión de la nueva infraestructura, para lo cual podría apoyarse en el Estado, en vista de que "tiene un abanico más amplio de opciones".

Otro representante de la concesionaria había declarado ayer que el incremento entraría en vigencia el próximo año y se vería reflejado en el valor del boleto aéreo.

InterAirports "reafirma su disposición para encontrar opciones en forma conjunta con el Estado para hacer realidad el proyecto".

Negociaciones y presiones

EL HERALDO conoció que el presidente Lobo se comunicó la tarde del martes anterior con los ejecutivos de Aeropuertos de Honduras, la concesionaria de las cuatro terminales aéreas comerciales del país y la responsable de la construcción de Palmerola, para informarles que el incremento a la tarifa de salida no sería aprobado por el Poder Ejecutivo y que se buscarían otras alternativas para financiar el programa de inversión de 300 millones de dólares. La modernización de los aeropuertos hondureños había sido negociada y aprobada por las siguientes instituciones públicas: Coalianza, Soptravi, Consejo de Ministros y el Congreso Nacional.

En todas esas instancias públicas, las modificaciones del contrato de concesión no fueron objetadas. Cada una de las autoridades de las mencionadas agencias públicas dio su respaldo al incremento de la tasa aeroporturia por considerar que era la opción que podía asegurar el financiamiento requerido.

Por otra parte, se conoció que las aerolíneas cabildearon con ciertos sectores de la sociedad para que el Poder Ejecutivo no aprobara las reformas, ya que las empresas de transporte que operan en Tegucigalpa y San Pedro Sula han venido oponiéndose a la llegada de nuevas líneas aéreas al país por la fuerte competencia que se genera. En el pasado se recuerda el cierre de operaciones de AeroHonduras, empresa que cubría la ruta Tegucigalpa-Miami con un valor del pasaje de 199 dólares, lo que provocó una fuerte competencia desleal ente sus competidores.

La construcción de Palmerola figura como uno de los proyectos que el presidente de la República quiere dejar como parte de su gestión, anunciando inicialmente que la primera fase sería inaugurada en noviembre de 2013.

Modificación fue enviada por el Poder Ejecutivo

El diputado por el partido Nacional Miguel Ángel Gámez, aclaró que modificación al contrato original con la concesionaria InterAirports "no es un decreto Legislativo, sino Ejecutivo", pues fue enviado al CN por el titular de la Secretaría de Obras Públicas, Tramsporte y Vivienda (Soptravi), Miguel Pastor.
Según el legislador, "el Congreso no le puede quitar nada. O aprueba o imprueba" el proyecto de decreto.

De acuerdo a lo aprobado por el Congreso Nacional , la tarifa aeroportuaria pasaría de 30 a 60.30 dólares para viajeros internacionales y de 2.06 a 5 dólares para los pasajeros nacionales.