Tegucigalpa, Honduras. Las fiestas navideñas ya están a la vuelta de la esquina y con ellas la reactivación económica del país, las tradicionales comidas, así como la venta y consumo de alcohol.

Para este fin de año se prevé en Honduras un consumo de 77 millones de octavos de aguardiente, según las autoridades del Instituto Hondureño para la Prevención del Alcoholismo, Drogadicción y Farmacodependencia (Ihadfa).

"Se espera que se consuman unos 77 millones de octavos de aguardiente, 7 millones más que el año pasado, y unos 120 millones de botellas de cervezas, entre unos 11 o 12 millones más que el año pasado", dijo Rony Portillo, director del Ihadfa.

Portillo explicó que estas cifras se avizoran ante "la intensa publicidad que incentiva a que la juventud consuma" alcohol.

Lamentó que el alcoholismo es la raíz de una gran parte de la violencia que se vive en Honduras.

"Esto lo que fomenta son los desastres familiares, lo provoca es tragedia, porque enluta muchas familias, hay mucha violencia, heridas de arma blanca, heridas de arma de fuego, los eventos fatales de tránsito, porque esos no son accidentes".

Aunque no manejan cifras, las autoridades del Ihadfa también estiman un incremento en el consumo de cigarrillos durante la temporada navideña.