Tegucigalpa. Dentro de dos semanas la producción de arroz entrará en su etapa pico, sin que los productores y la agroindustria logren ponerse de acuerdo.

Los molineros han tomado en depósito unos 46.000 quintales, sin contar con un precio definido, sin embargo en las próximas semanas saldrá un aproximado de 30.000 quintales diarios.

Esta situación sigue causando preocupación de parte de los arroceros. Fredy Torres, representante del sector, comentó que actualmente se encuentran en manos de la agroindustria como consecuencia de la falta de apoyo del gobierno durante las negociaciones.

Las posiciones siguen inflexibles, por su parte los molineros ofrecen 320 lempiras por quintal, mientras los productores piden 350. "Esperamos llegar a un acuerdo porque no tenemos mercado para vender 450.000 quintales de arroz, nuestro único comprador es la agroindustria", dijo Torres.

La posición a la que llegaron los molineros no se ha cumplido, ya que la semana anterior aseguraron que cerrarían los molinos y no lo han efectuado.

"Creo que a ellos tampoco les conviene cerrar los molinos, porque perderían los privilegios que les brinda el Estado con la eliminación de los aranceles a la importación", concluyó.