Tegucigalpa. Los productores hondureños calificaron como una "lápida" la importación de frijoles aprobada por el gobierno de Porfirio Lobo Sosa.

Autoridades de la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras (Fenagh) reclamaron una efectiva política agraria en el país, ya que aseguran que el gobierno, contrario a impulsar la producción, se dedica a incentivar las importaciones.

"Con estas importaciones podemos a llegar a desbaratar el sector, si no recordemos el tema del ‘arrozazo’ en 1990", dijo Edgardo Leiva, director de la Fenagh.

"Cuando un funcionario cree que las medidas de importación benefician al país estamos equivocados porque lo único que hacemos es decirle al pueblo hondureño que en este país no se puede producir", recalcó Leiva.

El sector productivo considera que con estas importaciones se pone en riesgo la producción nacional, en especial en momentos cuando se debe promover la producción de granos básicos.

Apoyo. Mario Sánchez, productor y secretario de la Federación, dijo que "es necesario el incentivo para producir, considero que Honduras es competente, no solo para el consumo, también para exportar ese grano, Honduras tiene mucho potencial agrícola, pero hay mucho en contra, no se apuesta como le digo, a una clase específica para que produzca la cantidad necesaria para mantener el país, a niveles adecuados para el consumo y la producción".

El productor espera que esta medida de aprobar la importación de 1.500 toneladas de frijoles, unos 35 mil quintales del grano, no causan más daño al sector productivo.

De acuerdo con lo productores, esta medida puede ser extemporánea porque el valor de los frijoles comienza a bajar en los mercados, donde en el mes de diciembre el valor de la medida del grano (cinco libras) llegó a cotizarse hasta en 120 lempiras (US$6,22), mientras que en la actualidad ha bajado a 75 lempiras (US$3,89).

Por otra parte, esta medida no parece coherente cuando los mismos funcionarios de gobierno confirman la existencia de grano a nivel nacional.

El gerente general del Instituto Hondureño de Mercadeo Agrícola (Ihma), Carlos Girón, aseguró que la semana pasada adquirió 7.000 quintales de frijoles en el departamento de Olancho. "Yo he andado precisamente en el departamento de Olancho, comprando directamente a los productores y hay suficiente grano, tanto frijoles, como maíz", dijo.

Añadió que "creo que esto es más que todo para balanceados o para la gran industria, no para consumo humano, eso es lo que yo tengo entendido, no es para sacarlo al mercado, si esto se diera para sacarlo al mercado, nosotros somos los primeros en pronunciarnos".