Tegucigalpa. Ahora que el Congreso Nacional aprobó un contrato para generar 50 megavatios mediante la combustión de diésel, el gerente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), Roberto Martínez Lozano, anuncia que vía decreto se prohibirá producir electricidad mediante este carburante.

El 17 de noviembre fue aprobado por la Cámara Legislativa la compra de emergencia de 50 megavatios por un plazo de 14 meses con el referido combustible y la generación de 100 megavatios, por un plazo de 15 años mediante la combustión de gas natural licuado (GNL).

"Se emitirá un decreto para que a más tardar un año se impida generar energía eléctrica mediante la combustión de diésel y en un plazo estimado de dos años estaremos listos para ponerle fin a la generación eléctrica con bunker", indicó. 

En la actualidad, 760 de los 1.247,8 megavatios de energía disponible durante las horas de mayor consumo son generados mediante la combustión de plantas térmicas, público y privadas alimentadas con búnker, carburante derivado del encarecido petróleo.

El gerente de la ENEE expresó que estas acciones debieron efectuarse desde hace varios años con la participación de la industria y del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

El sector privado, sin embargo, critica de manera periódica las contrataciones de energía sucia efectuadas por el presente gobierno porque encarecen los costos de producción. 

El gobierno del presidente Porfirio Lobo amplió la vigencia de dos convenios con búnker, uno con diésel y otro, de manera reciente, con la generación de Gas Natural Licuado.