El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció la aprobación de un préstamo de US$17,2 millones para apoyar el ensanche y mejoramiento de la carretera CA-5 Norte, que es la principal de Honduras.

La carretera CA-5 Norte reviste importancia estratégica para la región y el país como parte de la Red Internacional de Carreteras Centroamericanas (RICAM). La ruta conecta la capital, Tegucigalpa, con San Pedro Sula, que es la principal zona industrial de Honduras, y con Puerto Cortés, el único puerto de aguas profundas de América Central, situado sobre la costa del Caribe.

El nuevo financiamiento complementa un préstamo de US$30 millones aprobado por el BID en 2007 y otro de US$50 millones, también del BID, aprobado en 2004, para concluir las obras a lo largo de un tramo de 50,2 km de la carretera C.

La CA-5 Norte también cuenta con financiamiento del Banco Mundial, el Banco Centroamericano de Integración Económica, el Fondo de la OPEP y la Millennium Challenge Corporation, de los Estados Unidos.

Los 50,2 km mejorados con financiamiento del BID se dividen en dos segmentos, el primero entre eldesvío San Antonio hasta el fin del Valle de Comayagua, de 24,7 km, y el segundo, de 25,5 km, entre La Barca y Villanueva, que incluye un puente de 320 m sobre el río Ulúa.

Las inversiones convertirán 60% de la carretera CA-5 Norte en una autopista de cuatro carriles, mientras que 17% tendrá un tercer carril en subida, reduciendo el tiempo de viaje 20%.

El financiamiento del BID consiste en US$12,04 millones del Capital Ordinario (CO) y US$5,16 millones del Fondo para Operaciones Especiales (FOE) en condiciones concesionarias. El préstamo con recursos del CO es a treinta años, con un período de gracia de 72 meses y tasa de interés variable, y el préstamo del FOE es a cuarenta años, con un período de gracia de cuarenta años y un interés de 0,25%.