Tegucigalpa, Honduras. Esta semana la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) comenzará a recibir las ofertas de firmas locales e internacionales con el propósito de adjudicar un millonario contrato para reparar filtraciones en la hidroeléctrica Francisco Morazán.

Durante la madrugada del 29 de mayo de 2009 se registró un terremoto de 7,1 grados en la escala de Ritchter que generó una serie de microgrietas en las paredes rocosas y en la cortina de pared de esta hidroeléctrica.

A casi cuatro años de este evento y una licitación previa fallida, se espera que una vez conocidas estas propuestas se firme en menos de un mes el contrato de reparación.

El gerente de la ENEE, Emil Hawit, expresó que el trabajo a adjudicarse es muy delicado y se requiere de empresas muy especializadas para reparar estas fisuras.

“Esperamos que salgamos bien en esta licitación, que no hayan manos raras queriéndola manipular, que eso fue lo que ocurrió en la anterior”, dijo.

Las autoridades temen que se agranden estas filtraciones, así como el costo de la reparaciones.