La temporada seca y calurosa que afecta a a la población dispara el consumo de la energía eléctrica, mientras disminuye de manera acelerada el caudal de los ríos que alimentan las hidroeléctricas diseminadas en el territorio nacional.

Autoridades de la gubernamental Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) estiman que la industria, el comercio y los hogares demandan la histórica cifra de 1.360 megavatios. En este sentido, la diferencia entre los requerimientos y la oferta de energía asciende a 45 megavatios diarios.

El subgerente técnico de la estatal eléctrica, Leonardo Deras, expresó que ante esta situación han optado a comprarle energía eléctrica a Guatemala. El funcionario expresó que en este momento Nicaragua , Costa Rica y sobre todo Panamá enfrentan una “terrible crisis” debido a la temporada seca.

“Panamá es el país que más demandas tiene de energía porque una hidroeléctrica de 100 megavatios presentó fallas y está fuera de servicio”, indicó.

En este sentido, Guatemala es el único país de Centroamérica que dispone de un excedente de energía eléctrica y le vende a la ENEE bloques de 45 y 60 megavatios durante las horas de mayor consumo del día y de la noche de manera respectiva.

Derás informó que en el país existe una disponibilidad superior a la energía demandada en este momento, pero, algunas plantas se encuentran en un proceso de mantenimiento rutinario y están fuera de servicio.

Menos potencia

El periódico El Heraldo constató que la hidroeléctrica “Francisco Morazán” , en los últimos días ha generado solo con tres turbinas y aportan cada una de ellas 50 de los 75 megavatios de capacidad instalada. El nivel del embalse de la central está en la graduación de 252 metros sobre el nivel del mar.

El director de la hidroléctrica, Manuel Palma, expresó que debido a los efectos de la temporada seca el efecto es a disminuir el caudal de los ríos que alimentan a esta central con sus aportes de agua. La cuarta turbina, según explicó Palma, entra en operación durante las horas de mayor consumo del día , para depender menos de la generación térmica.

La presidenta de la Asociación Hondureña de Productores de Energía Eléctrica (AHPER) , Carolina Castillo, reconoció que las pequeñas y medianas hidroeléctricas también reportan una caída en la generación de energía debido a una disminución considerable y tradicional en el caudal de los ríos que los abastecen.

Programa de ahorro

El subgerente técnico de la ENEE descartó que en estos momentos y pese al déficit de energía se ponga en marcha un programa de ahorro de energía, como algunos clientes de la estatal así lo han señalado en los medios de comunicación.

Deras reconoció que algunas comunidades de la zona sur del país se les ha suspendido el servicio eléctrico debido a que incendios forestales afectaron postes del tendido eléctrico.

En comunidades del occidente del país y en la zona oriental del país reportan algunos radioescuchas de cadenas de noticias capitalinas que tienen problemas recurrentes con los apagones, que no siempre están asociados a un programa de mantenimiento que fue de manera previa anunciado por la ENEE .