Honduras. El encarecimiento en las tasas de interés y la inexistencia de recursos en el Banco Hondureño de la Producción y Vivienda (Banhprovi), generaron un masivo retiro de las primas pagadas para comprar vivienda.

La información la brindó el presidente de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico), Alejandro Álvarez, al finalizar una reunión con los representantes de las principales compañías inmobiliarias de Honduras.

Según Álvarez, Banhprovi tiene pendiente de brindar redescuentos por unos 2.000 millones de lempiras (US$100,1 millones) destinados a financiar vivienda social y de clase media. La tasa de interés preferencial que se brinda con estos recursos asciende a un 9%.

“Esta situación es comparable a que nos ofrezcan ladrillos de barro a un lempira, cuando se terminaron las existencias”, explicó.

Debido a la demora en este proceso de financiamiento  continuó, los clientes optaron por retirar las primas pagadas para adquirir una vivienda.

Según Álvarez, este tema ha sido abordado entre la cúpula del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) y las autoridades de Banhprovi para encontrarle una solución a esta millonaria demanda de recursos “represada”.

Algunos bancos, por su parte, ofrecen préstamos para vivienda a una tasa de 17%, superior en ocho puntos a la brindada con recursos de Banhprovi.

Los desarrolladores de proyectos visualizan, continuó Álvarez, que en el cortísimo plazo paralizarán sus condominios, proyectos habitacionales y edificios de oficinas por la falta de recursos.

Por otra parte, el dirigente lamentó que el Banco Central de Honduras (BCH) elevó en un punto la tasa de política monetaria y esta situación provocó el encarecimiento del dinero.

“Vemos de manera lamentable que debido a estas situaciones se generó una falta de interés de algunos bancos por financiar proyectos habitacionales”, reveló el presidente de la Chico. 

Según datos del BCH, el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) a junio de 2012 indica que la industria de la construcción mostró un alza de 11,2% en los primeros 6 meses de 2012, como consecuencia del mayor número de obras en el sector comercial e industrial y en menor medida en el residencial. Se destaca el avance en la ejecución de obras de tipo comercial en el Distrito Central; residencial en las ciudades de El Progreso y Choluteca, e industrial en San Pedro Sula.

No hay bonos. Álvarez además reveló que existe preocupación entre las empresas constructoras de obras públicas, a las que se les adeudan unos 270 millones de lempiras.

“El pasado sábado nos reunimos con ellas para abordar el tema de la deuda pendiente y nos enteramos que el gobierno no quiere honrar sus compromisos ni con bonos”, detalló.