Tegucigalpa. La importación de 12.000 toneladas de arroz -240.000 quintales- ha sido suspendida. Así lo declaró ayer a los medios de comunicación el viceministro de Agricultura, Juan Artica.

Las autoridades de la Secretaría de Agricultura declararon fracasada la importación después de la protesta de los productores, al calificar esta acción como una amenaza para este rubro.

El memorándum MSAG8090-2011, con fecha 23 de septiembre, enviado por el titular de la SAG, Jacobo Regalado, a las autoridades de la Secretaría de Industria y Comercio, solicita dejar sin valor y sin efecto la petición de que el arroz importado sería distribuido por tres molinos.

Artica manifestó que la importación del arroz debía beneficiar a todos los molinos y no solo a tres, como lo dispusieron las autoridades de la SIC.

"Nosotros pensamos favorecer a pequeños molineros a través de la importación de las 12.000 toneladas, sin embargo, no se dio", apuntó el entrevistado.

Regalado estaba en desacuerdo que las 12.000 toneladas solo fueran importadas por tres molinos, ya que a su criterio, con esa disposición, se incumplía con el convenio de compra-venta de arroz granza para satisfacer el consumo interno.

La intención de las autoridades de la Secretaría de Industria y Comercio de solo favorecer a tres importadores generó el malestar en la cadena de industrialización, así como de los productores, quienes en los últimos días intensificaron las presiones para que el gobierno de Porfirio Lobo Sosa desistiera de la autorización de introducir 12,000 toneladas de ese producto.

El convenio. El secretario de Agricultura y Ganadería era del criterio que en la operación comercial debían participar los 23 molinos que participan en la cadena de industrialización de ese grano de consumo básico en Honduras.

Jacobo Regalado citó que el párrafo segundo numeral cuatro del memorándum, que contiene el convenio de compra-venta de arroz estipula que el desbastó correspondiente a cada año se adjudicará a cada molino conforme al porcentaje de compra de arroz granza nacional de los últimos tres años.

Cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) revelan que la producción interna ronda un millón de quintales, los que apenas cubren entre 35% y 40% de la demanda interna.