Tegucigalpa. Aunque las autoridades lo desvirtuaron, el Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Stenee) de Honduras advierte intenciones de dividir a la estatal en tres unidades de gestión.

El presidente del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Stenee), Miguel Aguilar, advirtió que en el marco de Sistema de Integración Eléctrica Centroamericana (Siepac) y de otras iniciativas foráneas se contempla la segmentación de la estatal como ocurrió en los vecinos países.

El dirigente señaló que fueron nefastas las experiencias similares desarrolladas en El Salvador, Guatemala y Nicaragua.

Las empresas de energía eléctrica de Centroamérica son socias de la Empresa Propietaria de la Red (EPR) para instalar una línea eléctrica que tiene 1,830 kilómetros de longitud y con capacidad de transportar 230 kilovoltios. Mediante esta red se interconectará a las subestaciones de la región y se creará un mercado eléctrico. El monto del proyecto tiene un costo de 490 millones de dólares.

La gerencia de la ENEE indicó de manera reciente a los medios que se descarta la privatización de la empresa.

Financistas. En el informe final del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se detallan los avances del Siepac respecto a la armonización de la legislación y regulación nacional con la normativa del Mercado Eléctrico Regional (MER). Según el documento se culminó con éxito las propuestas de interfaces regulatorias (diagnostico, diseño y plan de acción) de parte de los consultores contratados para cinco de los países de América Central.

Se requiere, continúa el texto, que los reguladores nacionales tomen acción eficaz y oportuna para implementar las interfaces regulatorias mínimas entre el mercado eléctrico nacional y el MER basados en éstos trabajos.

Además se tienen identificados todos los elementos necesarios para la implantación del Reglamento del MER, pero se requiere un trabajo conjunto interinstitucional de los organismos de estrecha coordinación nacionales y regionales. Se considera crítico que los gobiernos brinden el apoyo político respectivo para consolidar los apoyos regulatorios y operativos.

La reforma. El presidente del Stenee dijo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otros organismos internacionales han propuesto que la ENEE debe operar de acuerdo a un esquema de Unidades Independientes de Negocios.

Con el nuevo proyecto buscan crear Unidades de Gestión (UG) para administrar de una manera separada la transmisión, distribución y generación eléctrica.

Las dos primeras actividades son efectuadas de manera monopólica por la ENEE y deberían dividirse para que participen diversos competidores en el mercado y se reduzcan los costos en favor del consumidor final, según ha dicho el presidente de la Comisión para la Defensa y Promoción de la Competencia (CDPC), Óscar Lanza.

La Asociación Nacional de Industriales (Andi), a través de su presidente Adolfo Facussé, también se ha manifestado a favor de esta iniciativa. .

Más del 70% de la generación eléctrica en Honduras es privada, pero tienen que venderle la energía a un comprador único: la ENEE, quien tiene el monopolio de la generación, distribución y comercialización.

El presidente del Stenee dijo que mediante estas iniciativas se busca la privatización de la estatal, extremo al que se opondrán. La ENEE no tiene los suficientes recursos financieros para reducir pérdidas técnicas y no técnicas que ascienden a 24%.