A partir de febrero, los hondureños pagarán más caro el consumo de energía eléctrica.

El gerente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), Emil Hawit, anunció el aumento de 3,3% en la factura energética de este año.

El funcionario explicó que al aplicar la formula de ajuste de combustible, que se hace el 22 de cada mes, se determinó aplicar el aumento a la tarifa de la energía.

La principal razón es la tendencia alcista del precio de los carburantes en el mercado internacional, que deja al país sin otra opción que aumentar los precios.

"En los pasados tres o cuatro meses anteriores, la tendencia era a la baja, favoreciendo al abonado, pero ahora es necesario el ajuste", comentó.

Hawit aseguró que la empresa no tiene la capacidad de absorber el aumento, ya que incluso al aplicar los ajustes se continúa con los problemas económicos.

Agregó que es necesario hacer un replantamiento de la fórmula de combustible porque hay un desbalance en el precio por los aumentos del crudo en el mercado internacional, que hasta la fecha ha reportado en Honduras la quinta alza consecutiva.

Por otro lado, destacó las medidas tomadas en su administración al frente de la ENEE, ya que en los últimos seis meses se bajaron las pérdidas en un 2,3% y se paró la curva ascendente.

La ENEE se encuentra entre las seis empresas estatales colapsadas financieramente, que obligó al Congreso Nacional a solicitar planes de recuperación viables, pero descartaron el aumento de tarifas.