El presidente paraguayo, Horacio Cartes, abrió este sábado oficialmente la Expo 2014, la mayor feria empresarial del país enfocada en la ganadería y sus industrias asociadas, y lo hizo escuchando los reclamos de los líderes gremiales por más seguridad y facilidad de navegabilidad en los ríos para sus exportaciones.

El presidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), Eduardo Felippo, denunció en su discurso de apertura ante Cartes y otras autoridades, que las empresas dedicadas a exportar "especialmente a la Argentina tienen más problemas".

"Esperamos que nuestros vecinos del Sur terminen de una vez por todas de poner su casa en orden y dejen de considerar a Paraguay como un competidor o una amenaza", reclamó.

Felippo exigió "que se apliquen todos los tratados. Demandamos la libre navegación sin letras chicas", dijo ante el presidente Cartes, quien no intervino en el evento.

La feria ubicada en la ciudad de Mariano Roque Alonso, vecina a Asunción, abrió sus puertas hace una semana y ayer recibió la visita del presidente uruguayo, José Mujica, quien la recorrió e inauguró el puesto de las empresas ganaderas de su país, en el marco de un viaje oficial a Paraguay para reunirse con Cartes.

El presidente de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Germán Ruíz, aseguró que la ganadería es "uno de los pilares del desarrollo sostenible asociado al progreso nacional".

La producción de carne vacuna y de soja son las principales fuentes de divisas del país guaraní, que se sitúa entre los principales exportadores de estas materias primas a nivel mundial.

Paraguay posee unas 16 millones de hectáreas dedicadas a la ganadería, las cuales albergan a unas 12 millones de cabezas de bovinos, según datos de la Asociación Rural de Paraguay.

El sector primario representó 25% del PIB de 2012 de Paraguay cuyo expresidente Federico Franco se enorgullecía entonces de ser capaz de dar de comer al mundo entero durante ocho días con su producción de alimentos.

El Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF) asegura que la apuesta de Paraguay por la soja y la carne como motores de su crecimiento económico se ha cobrado un alto precio en los bosques del país, que pierden miles de hectáreas todos los años.

Los casi 9 millones de hectáreas de bosques que Paraguay tenía en 1950 se redujeron a 1,3 millones hasta 2004, cuando el país tenía el mayor rango de deforestación de América y el segundo del mundo, según WWF.

El presidente de la ARP dijo este sábado que "la piedra angular es la alianza público-privada en el campo de la sanidad animal, la cual ha permitido obtener el estatus sanitario que posibilita la apertura a otros mercados" tras el brote de fiebre aftosa que afectó al país hace tres años, manifestó.

Germán Ruíz pidió a las autoridades presentes mayor seguridad en el norte del país "donde el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) mantiene en zozobra a la población desde hace años", dijo.

Según el Gobierno paraguayo, el EPP es un grupo armado formado por una veintena de personas que se esconden en zonas boscosas de la región norte del país y al que atribuyen varios secuestros y una treintena de muertes en la última década, principalmente de policías, militares y algunos terratenientes ganaderos.

Ruíz recordó que el adolescente Arlan Fick está secuestrado desde hace 108 días por el grupo, según las autoridades, y que desde hace 16 días está desaparecido el suboficial de la Policía Edelio Morínigo, quien según los testigos que le acompañaban durante una cacería, fue capturado por hombres con trajes militares.

La retención más larga atribuida a miembros del EPP fue la de Cecilia Cubas, hija del expresidente Raúl Cubas Grau, quien fue secuestrada en septiembre de 2004 y hallada sin vida en febrero de 2005.