Londres. HSBC Holdings Plc dijo que el aumento de US$1.000 millones en las nóminas salariales en Brasil, China y en otros mercados emergentes era el precio por evitar el estancado crecimiento que ha perseguido a algunos de los prestamistas rivales más dependientes de Europa.

HSBC, con una ganancia antes de impuesto de apenas por debajo de US$22.000 millones, la más grande en 2011 de un banco occidental, dijo el lunes que tenía confianza que el crecimiento en Asia, Latinoamérica y Oriente Medio continuaría para compensar las flojas condiciones en Europa.

Sin embargo, con un alza de los costos de 10% en 2011, en gran parte debido a la escalada de los salarios en los mercados emergentes, el presidente ejecutivo Stuart Gulliver dijo a periodistas que sería un desafío el cumplir los objetivos del banco para el 2013 de reducir el gasto como porcentaje de los ingresos.

Los bancos en toda Europa han estado reportando grandes pérdidas debido a que la deuda soberana de la zona del euro ha golpeado sus ganancias operativas en momentos en que se esfuerzan por cumplir con las nuevas medidas de capital, destinadas a prevenir una repetición de la crisis bancaria de 2007/2009.

HSBC, el banco más grande de Europa y que obtiene más de tres cuartas partes de su ganancia fuera de Europa y Norteamérica, ha salido relativamente indemne gracias a su fortaleza en los mercados emergentes de rápido crecimiento.

Dijo que esperaba que esa tendencia continuara, a pesar de los temores de que algunas de estas economías se están recalentando y podrían experimentar una abrupta desaceleración.

"Seguimos cómodos con (el panorama de) los mercados emergentes y confiamos en que el crecimiento del PIB (...) será positivo y que China tendrá un aterrizaje suave", dijo Stuart Gulliver, presidente ejecutivo durante una conferencia con medios.

Por el contrario, la economía de la zona euro tendría un desempeño estable este año con "marcadas recesiones" en los países del sur, agrego.

HSBC, con 89 millones de clientes en 85 países, dijo que las ganancias antes de impuestos crecieron 15% a US$21.900 millones en 2011 frente a un pronóstico de US$22.200 millones en un sondeo de Reuters.

La cifra no alcanzó el nivel de la ganancia récord del grupo el 2007 de US$24.200 millones, pero superó las de todos los otros bancos occidentales que han reportado a la fecha sus resultados del año pasado, incluyendo a su rival estadounidense J.P. Morgan, que tuvo una ganancia de US$19.000 millones.

La utilidad incluye US$3.900 millones en ganancias por ajustes del valor de su propia deuda. Dejando de lado ese impacto favorable, la ganancia subyacente antes de impuesto cayó 6% a US$17.700 millones.

Los bancos más rentables del mundo en los últimos años han sido los grupos chinos ICBC, que obtuvo un ganancia antes de impuestos de 215.000 millones de yuanes (US$34.200 millones) en el 2010, y China Construction Bank, que obtuvo 175.000 millones de yuanes (US$27.800 millones).

Las acciones de HSBC cerraron este lunes en Londres en 555,31 peniques con una baja de 3,72%, más pronunciada el descenso del 0,33% del índice referencial FTSE 100 del Reino Unido. Las acciones han superado el último año al índice sectorial bancario STOXX Europe 600 en 15%.

"Hay un leve incumplimiento (respecto a las ganancias) y el mercado no está muy impresionado con el mensaje sobre los costos", dijo Alex Potter, analista en Berenberg Bank.

Salarios y bonificaciones. HSBC dijo que pagó US$4.200 millones en bonificaciones, 2% menos que en el 2010. Los bancos están siendo sometidos a una intensa presión de parte de los políticos y el público para frenar el pago de premios debido al rol de este sector en los problemas económicos del mundo.

Gulliver recibió 8 millones de libras (US$12,7 millones) el año pasado -incluyendo una bonificación de 2,2 millones- por debajo de los 8,4 millones en 2010, cuando dirigía a la banca de inversión de HSBC. Otro banquero, a quien HSBC se negó a identificar, recibió 7 millones de libras, en tanto 192 empleados recibieron el pago de 1 millón de libras cada uno, incluyendo 64 en Gran Bretaña.

Gulliver dijo que HSBC continuaría pagando competitivamente, particularmente en los mercados emergentes, debido a que el crecimiento que estaban brindando esas regiones justificaba la inversión.

"La inflación precio salario y la competencia para el personal es muy alta. No somos las únicas personas en entender que los mercados emergentes tienen un alto crecimiento del PIB y que hay una limitada cantidad de talentos", dijo en una conferencia telefónica.

Si bien HSBC continúa encaminado a alcanzar su objetivo de un retorno sobre el capital de 12 a 15% para fines de 2013, sería un "desafío" lograr para entonces su objetivo de relación costo-ganancia de un 48 a 52%, agrego Gulliver, debido principalmente al difícil telón de fondo macroeconómico.

Gulliver, quien está reorganizando HSBC para reducir los costos anuales en US$3.500 millones, aumentar la rentabilidad y enfocarse más en Asia, dijo que va a intensificar la ejecución de su plan de este año.