Estambul. El banco HSBC está dilatando la venta de su división turca a ING Group, dijeron dos fuentes conocedoras del caso, ya que el banco no tiene prisa ahora en salir de Turquía tras asegurarse US$5.200 millones por su negocio en Brasil.

Reuters reportó el mes pasado que HSBC iba a anunciar la venta de su operación turca, generadora de pérdidas, al prestamista holandés ING por una cifra entre los US$700 millones y los US$750 millones, como parte de un esfuerzo global para reducir costos y activos, impulsar la rentabilidad y reducir complejidades.

No obstante, tras acordar la venta de su negocio brasileño al Banco Bradesco por 17.600 millones de reales (US$5.200 millones), más de lo esperado, HSBC parece estar ralentizando la venta prevista en Turquía, indicaron las fuentes el viernes.

"La venta de la unidad brasileña a buen precio redujo la presión urgente para la venta de la unidad turca", indicó una fuente.

"HSBC no quiere perder el interés de ING, pero al completar la venta (...) en otro país a un mejor precio, garantizando la entrada de US$5.000 millones en sus arcas, disminuyó la presión y el deseo para salir rápidamente de Turquía a un precio menor", agregó.

La otra fuente dijo que "el proceso continúa, pero los detalles están tardando más de lo pensado".

HSBC no respondió de inmediato a las peticiones de comentario. Una portavoz de ING afirmó que la compañía no puede opinar sobre la situación.