El acuerdo con HSBC fue divulgado por la Reserva Federal y la Oficina del Interventor de Divisas (OCC), y se suma al alcanzado previamente por más de una docena de grandes bancos.

HSBC pagará US$96 millones directamente a determinados clientes y ofrecerá US$153 millones adicionales para modificaciones en las condiciones de los créditos.

De este modo, según los reguladores estadounidenses, más de 112 mil familias que fueron desahuciadas por impagos en el 2009 y el 2010 recibirán compensación en efectivo.

Entre los abusos cometidos, figuran el cobro de tasas excesivas, desahucios irregulares y el uso de documentos inválidos.

A comienzos de semana, Goldman Sachs y Morgan Stanley sellaron un pacto similar por valor de US$560 millones.

Los acuerdos alcanzados por varias entidades bancarias con las autoridades de EE. UU., entre los que se encuentran Bank of America, JPMorgan Chase, Wells Fargo y Citigroup, suponen cerca de US$8 mil 500 millones en compensaciones para los clientes.