Acapulco. El grupo financiero británico HSBC, que recientemente vendió sus unidades en cuatro países de Latinoamérica, prevé concentrar sus operaciones en la región en Argentina, Brasil y México, dijo este viernes el director general de la filial mexicana, Luis Peña.

HSBC anunció la semana pasada la venta al grupo colombiano GNB Sudameris de sus operaciones en Colombia, Perú, Uruguay y Paraguay por US$400 millones, en medio de un proceso del banco a nivel global para salir de negocios de baja escala .

Peña dijo a periodistas en el balneario mexicano de Acapulco, en el marco de una convención de banqueros, que "los mercados en los que el grupo ha determinado que es importante invertir estratégicamente son Asia y Latinoamérica".

Agregó que "dentro de Latinoamérica, los tres mercados prioritarios que ha determinado el grupo son México, Brasil y Argentina".

Los recursos de la venta de esas operaciones deberían mantenerse en la región para hacer crecer las operaciones en esos tres mercados, añadió el ejecutivo.

El banco, que también tiene presencia en Centroamérica, vendió su operación de banca minorista en Chile al brasileño Itaú el año pasado.

En México, la segunda mayor economía de Latinoamérica, HSBC es el quinto banco del sistema financiero en términos de cartera de crédito y también ocupa el quinto lugar en términos de activos.

El sistema financiero mexicano es liderado junto a HSBC por unidades de gigantes internacionales como los españoles BBVA y Bancomer, el estadounidense Citigroup y el canadiense Scotiabank, así como los locales Banorte e Inbursa, este último del magnate Carlos Slim, el hombre más rico del mundo.