Acapulco. El negocio de tarjetas de crédito de HSBC en Brasil crecería 10% este año, pese a una posible alza de la morosidad, por un esperado aumento de las tasas de interés y la volatilidad del año electoral, dijo este viernes el presidente del banco británico para la región.

Para toda Latinoamérica, el crecimiento del banco en esa área puede estar entre 7% y 8%, debido a una expansión más lenta en México, pronosticó Emilson Alonso, presidente de HSBC para Latinoamérica y el Caribe, durante la Convención Bancaria en el balneario de Acapulco.

"Tenemos unos cuatro millones de tarjetas en Brasil, más o menos, diría que, neto, vamos a crecer 10%" en términos de volumen de tarjetas, dijo en entrevista con Reuters.

La expansión de Brasil se expande sólidamente impulsada en gran parte por el consumo interno; se espera que el Producto Interno Bruto (PIB) crezca más del 5% este año.

En el frente político, el país irá este año a las urnas para elegir al sucesor del presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Alonso comentó que si bien hasta ahora no están viendo un alza de los niveles de morosidad en Brasil, un calentamiento de la economía y la volatilidad relacionada con el año electoral podría provocar alzas, pero el banco está preparado para enfrentarlo.

Funcionarios brasileños han reconocido presiones sobre los precios durante las últimas semanas. Las expectativas inflacionarias siguen aumentando y el Banco Central se prepara para decidir este mes su primera alza en casi dos años.

"Vienen los 'defaults' (incumplimientos), tú te acomodas y después vuelves a trabajar y a prestar", dijo.

El banco, que también opera regionalmente en Chile, Argentina, Panamá, Perú, Uruguay y México, tiene entre 85 y 90% de su negocio de tarjetas de crédito de la región en México y Brasil, dijo Alonso.

Una expansión más cuidadosa del negocio en México puede reducir levemente el crecimiento regional. "Un poco debajo de 10% porque México no va tan fuerte; entre 7 u 8%", afirmó.