Londres. HSBC recortará 30.000 empleos a medida que se retire de países donde tiene dificultades para competir, informó el lunes el mayor banco de Europa después de reportar un alza inesperada en sus ganancias durante el primer semestre.

Las acciones de HSBC subieron más de un 4% después de que la firma revelara unas ganancias antes de impuestos en el primer semestre de US$11.500 millones (unos 7.958 millones de euros).

Esto representa un avance desde los US$11.100 millones que ganó en el mismo período un año atrás y se ubica por encima del pronóstico promedio de US$10.800 millones obtenido en un sondeo de Reuters a un grupo de analistas.

El banco también dijo que recortó 5.000 empleos siguiendo la reestructuración de operaciones en América Latina, Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Oriente Próximo y que recortaría otros 25.000 entre este momento y finales de 2013.

"Habrán recortes adicionales de empleos", dijo el presidente ejecutivo de HSBC, Stuart Gulliver, a la prensa durante una conferencia telefónica.

"Habrá algo así como 25.000 responsabilidades eliminadas entre este momento y fines de 2013", agregó.

Los recortes equivalen a cerca del 10% de toda la fuerza laboral de HSBC. El banco está revirtiendo una estrategia que había sido criticada por "plantar banderas" en todo el mundo.