El gigante inglés HSBC sigue analizando el futuro de su operación en América Latina y ya se baraja la posibilidad de la venta de operaciones “no estratégicas” para el conglomerado.

El portal colombiano Portafolio.co destaca este lunes que de confirmar la venta de algunas de sus operaciones sólo continuaría con sus negocios en México, Brasil, Argentina y Panamá.

HSBC anunció a inicios del año sus intenciones de replantear su operación global y anticipó un severo plan de recorte de personal.

En los primeros seis meses de 2011, la operación global del banco obtuvo un beneficio neto de US$9.215 millones, 36,2% más que en el mismo período de 2010.

Pese a la mejora, la entidad anunció que recortará 30,000 puestos de trabajo (9% de sus empleos) hasta 2013.

Hasta ahora, el resultado ha sido el cierre de algunas líneas de negocio en países como Estados Unidos, Rusia y Polonia, y no se descarta que una de las posibles movidas se produzca justamente en este lado del planeta.

De hecho ya comenzaron, pues salieron de los negocios de pensiones en México y Costa Rica, y este año cerraron la oficina de representación que tenían en Guatemala.

Hechos bastante significativos para una entidad que busca ser reconocida como el banco privado más grande del mundo, con presencia en cerca de 90 países, 17 de ellos en Centro y Suramérica.

No obstante, a pesar de su importante presencia en los países del área, al parecer solo tres mercados son considerados estratégicos para la institución: México, Brasil y Argentina.

En la lista, también puede incluirse Panamá, en donde la entidad financiera es líder, aunque con un aporte pequeño dentro del Grupo.

Estos cuatro países concentran el 92% de los activos del HSBC en América Latina, los cuales ascienden a US$163,611 millones (apenas el 6,1% del total).

Por ello, surge la duda sobre si la entidad conservará estas operaciones y saldrá de los bancos que tiene en el resto de la región (incluida Colombia) o si ofrecerá el ‘paquete completo’.

América Latina responde por el 14% de los ingresos del Grupo, la misma proporción que aporta Hong Kong.

Recientemente, en la presentación de su estrategia anual, insistieron en que el interés en la región está concentrado en varios frentes. Por un lado, el incremento de los negocios ha sembrado las condiciones para desarrollar su fuerte, que es la banca comercial.

Deutsche Bank e Itaú, posibles interesados. La venta de la operación colombiana del HSBC podría marcar el ingreso de un nuevo jugador a la banca local, destaca Portafolio.co.

En Colombia, HSBC tiene presencia por medio de un banco, uno de los más pequeños del país medido por activos.

El grupo ingresó al mercado por medio de la compra de Banistmo. Esta entidad previamente era el Lloyd’s TSB Bank, que también había entrado mediante una adquisición, la del Banco Anglo Colombiano. Con esa historia, no sorprendería que el HSBC se convirtiera en la clave para la entrada de otro extranjero al país.

Algunos de los nombres que han manifestado su interés de entrar a Colombia son el Deutsche Bank, el Banco do Brasil y el Itaú, también brasileño.

De todas maneras, tampoco se descarta que los activos del HSBC puedan llamar la atención de algún conglomerado financiero colombiano.

Como se recuerda, hay entidades monitoreando oportunidades en el exterior, como Bancolombia, Davivienda y Aval.