Buenos Aires. Los trabajadores del sector energético de Argentina lanzaron este viernes una huelga en reclamo de un alza salarial que paralizó el procesamiento y la distribución de gas envasado en todo el país, dijo un líder sindical.

La medida de fuerza, por tiempo indeterminado, afectaba a plantas de Repsol-YPF, Total, Royal Dutch Shell y Extragas.

"No hubo acuerdo ayer (este jueves) a última hora, nosotros nos levantamos de la mesa de negociación (con las petroleras) y a partir de las 6 de la mañana (09:00 GMT) convocamos a un paro nacional", dijo a Reuters Pedro Milla, secretario gremial de la Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Biocombustibles.

Los trabajadores reclaman un incremento salarial del 36%.

La alta inflación en Argentina, que superó el año pasado el 25% según cálculos privados, disparó una lluvia de conflictos gremiales por mejoras salariales.