Lima. Los trabajadores de la minera peruana Cerro Verde, que produce el 2% del cobre mundial, iniciaron este miércoles una huelga por tiempo indefinido, una medida que profundizaría un déficit global del metal y que limitó la caída de su precio en Londres.

Cerro Verde, que produjo el año pasado 312.336 toneladas de cobre, afirmó que la huelga no registró un impacto material sobre la producción de cobre y molibdeno.

El tercer mayor productor de cobre de Perú es controlado por la minera estadounidense Freeport-McMoRan, que enfrenta simultáneamente otra huelga en su gigantesca mina indonesia Grasberg.

"Somos 1.200 trabajadores que hemos parado, pero sabemos que la empresa ha contratado a personal temporal, de contingencia y sabemos que están trabajando en la mina", dijo el líder sindical William Camacho en conversación con Reuters.

Cerro Verde opera una mina en la región de Arequipa, en el sur del país sudamericano.

La medida de fuerza en reclamo de mejores salarios y condiciones laborales limitó las pérdidas del cobre en Londres al profundizar el déficit mundial de la oferta del metal, que según datos de la agencia estatal chilena Cochilco alcanzaría las 560.000 toneladas este año.

La huelga se realiza en momentos en que los mineros de Freeport en Indonesia comenzaron un paro de un mes en la tercera mayor mina mundial de cobre.

Perú, que genera el 7,7% de la producción global de cobre, es el segundo mayor proveedor mundial del metal rojo después de su vecino Chile.

"La producción de concentrados de cobre y molibdeno no ha sufrido impacto material por la huelga que comenzó esta mañana", dijo a Reuters un portavoz de Freeport sin dar más detalles.

Los trabajadores de Cerro Verde ya habían paralizado sus faenas por dos días la semana pasada para reclamar aumento de sueldos, pero la compañía dijo también que la protesta no afectó su producción. Según el sindicato, la firma opera con empleados temporales contratados en tiempos de protesta.

A las 12.31 hora local (1731 GMT), la acción de Cerro Verde en la bolsa de Lima subíá un 0,38% a US$39,15.

Amenaza de despido. El metal rojo cayó el miércoles un 1,7% en Londres por el temor a un contagio de la crisis de deuda en la zona euro y una apreciación global del dólar.

Pero la paralización de Cerro Verde y en Grasberg han dado apoyo al precio del cobre, utilizado ampliamente en la construcción y energía, en Londres.

"La mina Grasberg en Indonesia y la mina Cerro Verde en Perú, dos de los mayores productores de cobre del mundo, están afectados por huelgas. La situación de la oferta en el mercado global del cobre (...) debería, por lo tanto, apoyar los precios del cobre en el mediano plano", dijeron analistas de Commerzbank en una nota.

Los trabajadores de Cerro Verde han solicitado un aumento del 5% del sueldo básico promedio mensual de 2.000 soles (unos US$732), mayores beneficios de alimentación y emparejar las categorías de trabajadores de diferentes salarios y mismas obligaciones, entre otros.

Las fuertes ganancias que están registrando las mineras por los altos precios internacionales de los metales han hecho que los trabajadores exijan mayores beneficios con huelgas.

Lo mismo ocurrió en Chile, donde la producción de cobre cayó un 18% interanual en julio golpeada por huelgas en las mayores minas de cobre del mundo.

"Sólo han subido a la mina 84 compañeros que están con amenaza de despido y que habían sido suspendidos por la empresa por participar de la huelga de la semana pasada", dijo el dirigente Camacho.

La minería en Perú es responsable del 60% de los ingresos del país andino por exportaciones.

Perú produjo el año pasado 1,25 millones de toneladas de cobre, mientras que Chile obtuvo 5,7 millones de toneladas.