La Paz. Una huelga de los trabajadores afiliados al sindicato de Petroleros Privados de las provincias argentinas de Salta y Jujuy impide el suministro de del gas boliviano que ingresa por los ductos instalados en las localidades del vecino país.

Según Diario Hoy de Jujuy, los trabajadores bloquean la planta Refinor en la ciudad de Campos de Durán, Salta, exigiendo un 35% de aumento salarial. La medida, que afecta la refinación de unos 17 millones de metros cúbicos de gas que producen los yacimientos del norte de Salta, impide también el suministro de otros siete millones que inyectan los gasoductos del sur de Bolivia.

Los sindicalistas acusan a la empresa Refinor de no atender la demanda desde noviembre de 2010, "pero han hecho caso omiso a un pedido que es totalmente lógico, por los niveles de inflación que son de conocimiento público", dijo uno de los dirigentes al medio argentino.

Refinor, informa el portal Infobae, pertenece a Repsol YPF, Petrobras y Pluspetrol.

El sindicalista reconoció que "la medida puede tener un gran impacto, ya que son más de 7 millones de metros cúbicos que dejaron de ingresar a la planta y, por ende, a todo el mercado de gas de nuestro país, además de otros 17 millones que son inyectados al gasoducto TGN, sin que se extraigan los subproductos, proceso que se realiza en la refinería Campo Durán. Pero la medida se adoptó después de 15 días de conciliación obligatoria convocada por el Ministerio de Trabajo de la Nación, lapso en que Refinor no quiso realizar un ofrecimiento que resulte beneficioso para los trabajadores".

La medida de fuerza de los sindicalistas afectó la refinería de la empresa que de continuar podría reducir el suministro de naftas y gasoil en todo el norte del país, ya que es la única refinería en esa zona.

Frente a esta situación, el Ministerio de Trabajo citó a las partes para hoy a las 11 para buscar una solución al conflicto, según informan los diario El Cronista y El Tribuno, de Salta.

El portal Infobae informa de que debido a la medida de presión y la caída de la producción local, el sistema gasífero de Argentina opera actualmente al límite.