Buenos Aires, Reuters. Una huelga de petroleros argentinos que desde hace 12 días paraliza la producción de crudo en la austral provincia de Santa Cruz continúa por tiempo indeterminado y podría afectar la provisión de combustibles, dijeron el lunes fuentes sindicales y del sector.

Hasta el momento, la huelga frenó la producción de las empresas Repsol-YPF, Occidental Petroleum Corp y Pan American Energy en el norte de Santa Cruz, que produce el 20% del crudo de Argentina, y forzó al gobierno a restringir el gas natural a la industria por dos días hace una semana.

"La huelga sigue firme con paro total de la producción y esperando algún resultado (de las negociaciones). Nosotros estamos tranquilos, hemos tenido paros de hasta 36 días hasta que hemos logrado el objetivo", dijo a Reuters el secretario adjunto del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Santa Cruz, Rubén Retamoso.

El viernes 8 de abril, el gobierno nacional dictó una "conciliación obligatoria", que obliga al sindicato a suspender temporalmente la huelga, pero los trabajadores se negaron y mantienen la medida de fuerza.

Según Rosario Sica, titular de la Federación de Empresarios del Combustible, que representa a comercializadores de gasolinas y diésel, si la medida de fuerza se prolonga podría afectarse el suministro.

"Si llega a demorar unos días más el paro, es muy posible que se va a quedar la gente sin abastecimiento. No tenemos stock (en las gasolineras)", dijo Sica.

Una fuente de la industria dijo a Reuters la semana pasada que el cese en la producción de YPF alcanzó los 11.000 metros cúbicos por día, mientras que Occidental estaba perdiendo 6.000 metros cúbicos y Pan American dejó de producir 1.400 metros cúbicos por día.