Buenos Aires. Al menos 57 buques de granos estaban demorados en el área de Rosario, el principal puerto agrícola de Argentina, debido a una huelga de trabajadores portuarios que este viernes no lograron alcanzar un acuerdo con las empresas, indicaron autoridades.

Debido a una protesta salarial iniciada el miércoles, el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) no está realizando las tareas de amarre de barcos en los puertos de Rosario, en el centro del país, lo que impedía el ingreso y la salida de barcos de granos de una de las mayores terminales agrícolas del mundo.

Una fuente de la Prefectura confirmó el número de embarcaciones demoradas.

"Lamentablemente el resultado de la reunión que mantuvo esta mañana la Cámara de Armadores de Lanchas de Prácticos (que agrupa a empresas del sector) con el SOMU fue negativo. Cada uno se mantiene en su posición", señaló a través de un comunicado el gerente de la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas, Guillermo Wade.

La protesta del sindicato se produce cuando los productores inician la recolección de la soja y el maíz, los dos principales cultivos del país, y el transporte de granos a los puertos de Rosario se intensifica, generándose filas diarias de miles de camiones en las dársenas de la región.

La mayoría de los sindicatos comienzan en marzo las negociaciones salariales en Argentina, donde las conversaciones a veces son arduas debido a la elevada inflación que año a año golpea los ingresos de los trabajadores.