Cuando la noche está más oscura es porque está a punto de amanecer. Un momento similar vive Coca-Cola Femsa en Venezuela actualmente, debido a la huelga general que mantienen desde el 14 de enero de este año los 1.300 empleados de su planta y distribuidora de Valencia, en Carabobo.

La compañía calcula que hasta el lunes 24 de enero de este año se redujo en 50% su producción en el país (en unas 5,4 millones de cajas unitarias) y en este momento continúa paralizada toda la fabricación de refrescos en lata, entre otras presentaciones, según el director legal y de asuntos corporativos de Coca-Cola Femsa en Venezuela, Rodrigo Anzola.

No obstante la coyuntura, el directivo dijo que "la empresa tiene puesto el foco en solventar el conflicto laboral con los trabajadores de Valencia en la mayor brevedad posible, y el tono que existe en la mesa de negociaciones nos hace pensar que así será".

Ya se aprobaron 89 cláusulas de las 113 que incluye el nuevo convenio colectivo que están discutiendo bajo pliego conflictivo la empresa y los empleados.

Luego de que no había habido ningún avance desde el pasado 10 de diciembre, sólo entre el viernes 21 de enero y este lunes se aprobaron 14 cláusulas, y hoy en la mañana se reunirán las partes nuevamente, según Anzola.

Presentaciones afectadas. Los refrescos de lata, los jugos marca Sonfil de 500 y 250 mililitros y el té Nestea en botella de vidrio de 300 mililitros son las presentaciones más afectadas por la paralización de las operaciones en Valencia, debido a que se producen exclusivamente en esta fábrica, según Anzola.

La zona central del país y los estados del llano están sufriendo más la escasez de estas versiones, según el vocero de Coca-Cola Femsa.

De los aproximadamente 180.000 puntos de ventas donde se comercializan productos de la marca en Venezuela, unos 90.000 no los están recibiendo en este momento, de acuerdo con el directivo de la empresa.

Anzola aseguró que sus plantas de Antímano, en Caracas, y Barcelona, en Anzoátegui, están trabajando normalmente.

En la fábrica de Maracaibo, en Zulia, ha habido eventos de las llamadas "operaciones morrocoy" -reducción del flujo de trabajo- por parte de los empleados, que empezaron a discutir su nuevo contrato hace tres meses y el próximo martes tendrán otra reunión con los representantes de la compañía.

En la planta marabina se producen las versiones de vidrio (retornable y no retornable) y Pet (de 1,5 y 2 litros) del portafolio de bebidas carbonatadas de Coca-Cola en el país, que incluye marcas como Chinotto y Frescolita.