Sao Paulo. Los trabajadores del puerto brasileño de Santos iniciaron este lunes una huelga de 24 horas por mejoras laborales, lo que detuvo el flujo de buques hacia la terminal portuaria más grande de Latinoamérica, dijeron agentes navieros.

Empleados administrativos en el puerto, que anunciaron la medida de fuerza la semana pasada, exige que Codesp, la compañía que administra la terminal, cumpla con lo prometido en negociaciones laborales previas.

"Pese a la información que se divulgó previamente (...) de que sólo los departamentos administrativos se sumarían a la huelga, desafortunadamente, todo el personal (del puerto) se ha unido a la paralización", dijo la agencia naviera Williams en un correo electrónico.

SA Commodities, otra agencia, confirmó que "a ninguna embarcación se le ha permitido el ingreso o la salida del puerto de Santos".

Santos es el mayor puerto de América Latina. Ubicado en el sudeste de Brasil, es un gran exportador de café, azúcar, soja, carne, jugo de naranja y bienes manufacturados.

Entre los reclamos se encuentran la igualdad salarial para nuevos y viejos trabajadores, junto con un bono para educación. En agosto, los empleados obtuvieron un alza salarial del 9,6%.

Se espera que las operaciones vuelvan a la normalidad este martes.