Santiago. Hasta este lunes tienen plazo las partes para solicitar la mediación de la Dirección del Trabajo y así evitar la huelga del Sindicato N°1 de Trabajadores de Minera Escondida. Sin embargo, los trabajadores consideran que esta es sólo una medida dilatoria.

Esto porque para los sindicalizados las conversaciones están en punto muerto y según han dicho, están preparados para una situación como la del año 2017, cuando la paralización se prolongó por 44 días.

Los trabajadores de la mayor mina de cobre del mundo, entregaron un ultimátum a la empresa hasta la mañana del lunes para que responda a un pliego de peticiones, si desea entrar en una negociación mediada por el gobierno que evite una huelga.

En un informativo interno del sindicato que obtuvo Reuters, el gremio comunicó a sus trabajadores que algunos de sus representantes entregaron este domingo una serie de demandas a la administración, las que deberían ser abordadas para buscar un eventual acuerdo.

Según Plusmining, que estudia el acontecer minero, una paralización de 30 días tendría un costo para la compañía de US$690 millones, mientras que JP Morgan estimó que tendría un impacto en el PIB de entre 0,2 y 0,3 puntos porcentuales.

"Se pidió que la compañía pueda pronunciarse sobre algunos aspectos fundamentales contenidos en nuestros puntos, a fin de constatar su real voluntad para resolver la situación. Se solicitó que dicha respuesta se pueda otorgar a más tardar a las 10.00 (1400 GMT) de la mañana (del lunes)", dijo el sindicato.

Al respecto, la diputada radical de la región de Antofagasta y presidenta de la Comisión de Minería, Marcela Hernando, instó a los trabajadores a pensar en los efectos que una huelga tendría para el resto de la zona.

“Tengo la esperanza que aparezcan en la negociación. Se está viendo muy intransigente la posición del sindicato”, manifestó.

De no concretarse la mediación, la huelga comenzaría este martes. Por ello, el senador independiente Pedro Araya advirtió que el Gobierno tendrá que tomar medidas de contingencia para la zona si se inicia una huelga.

“El Gobierno no va a poder permanecer ausente como han estado hasta esta hora”, dijo.

Según Plusmining, que estudia el acontecer minero, una paralización de 30 días tendría un costo para la compañía de US$690 millones, mientras que JP Morgan estimó que tendría un impacto en el PIB de entre 0,2 y 0,3 puntos porcentuales.

Los empleados sindicalizados de la minera -controlada por la angloaustraliana BHP BHP.AX- aprobaron el jueves pasado por una amplia mayoría paralizar sus faenas tras rechazar la última oferta de la compañía que opera en el norte del país.

Durante las reuniones para llegar a acuerdos, la empresa aumentó su oferta inicial de $13,5 millones (US$20.954) a $15 millones (US$23.283) de un bono de término de negociación para cada trabajador de la mina.

Sin embargo, las peticiones son mayores: solicitaron un bono que llegaba a los $25,9 millones (US$40.202) por cada sindicalizado, además del pago de $406 millones (US$630.193) para el mejoramiento de estructura de las sedes sindicales, la construcción de una cancha de fútbol y la habilitación de departamentos en Santiago o Antofagasta para sus socios que lo requieran.

Gobierno alerta por contracción. Frente a esta compleja situación, los Ministerios de Hacienda y Minería admitieron que una inminente huelga en Minera Escondida generaría una contracción de la economía.

El titular de las finanzas públicas, Felipe Larraín, evaluó que la medida “sería un perjuicio para el país”, por lo que dijo esperar el éxito de las mediaciones que se realicen antes de la huelga.

“Nosotros esperamos que las instancias se agoten para que se encuentre una solución negociada, conversada, y que se evite en definitiva la huelga”, sostuvo.

En tanto, el ministro de Minería, Baldo Prokurica, señaló que la inminente huelga “es una situación que preocupa”.

“Tanto la empresa como el sindicato son gente con experiencia y profesionalismo, por lo tanto, es necesario agotar todas las instancias con el fin de evitar una huelga tan larga como la que tuvieron el año pasado y que generó tanto daño en los ingresos de los trabajadores, de la empresa y también para el país”, dijo.

*Con información de Biobio y Reuters.