Río de Janeiro. La huelga de 72 horas de los petroleros ganó nuevas adhesiones y ya alcanza 25 plataformas de producción de petróleo de Petrobras en la Bahía de Campos -responsable por cerca de la mitad de la producción de petróleo de Brasil-, en un movimiento que, también impacta refinerías y terminales desde el inicio del día, informaron sindicatos.

Entre las plataformas movilizadas, siete fueron entregadas paralizadas, siendo que cuatro ya estaban en mantenimiento y las demás pararon en función de la huelga, afirmó en nota la Federación Única de los Petroleros (FUP), que representa a 12 sindicatos de petroleros de Petrobras.

Petrobras no comentó inmediatamente la información.

Más temprano, la compañía había afirmado que se habían registrado paros puntuales en algunas unidades operativas y que no había impacto en la producción, sin entrar en detalles.

El coordinador de Comunicación del Sindipetro-Norte Fluminense, Francisco Oliveira, explicó que, al adherirse a la huelga, los funcionarios entregan la operación de las unidades a equipos de contingencia. Según Oliveira, la paralización de las tres plataformas ocurrió por cuestiones de seguridad.

"La gente tiene una responsabilidad muy grande en un movimiento como ese, de entregar (la operación) a Petrobras, pero entregar con seguridad", dijo Oliveira, que no tenía informaciones detalladas sobre qué unidades están paradas.

Los petroleros afirmaron que la huelga no tiene la intención de traer riesgos para el abastecimiento de combustibles del país y que ellos tienen la responsabilidad de atender las necesidades básicas de la población.

Los petroleros afirmaron que la huelga no tiene la intención de traer riesgos para el abastecimiento de combustibles del país y que ellos tienen la responsabilidad de atender las necesidades básicas de la población.

Además, las refinerías de la empresa están con tanques llenos, tras la paralización de camioneros en los últimos días, afirmó el director ejecutivo de Estrategia, Organización y Sistema de Gestión de Petrobras, Nelson Silva, en un evento en Sao Paulo.

El movimiento se produce a pesar de que el Tribunal Superior del Trabajo (TST) en la víspera declaró que la huelga de los petroleros es ilegal. Se acordó una multa diaria de 500 mil reales (US$133.838) por el incumplimiento de la decisión.

En una nota, sobre la decisión de la Justicia, el coordinador general de la Federación Única de los Petroleros (FUP), José María Rangel, afirmó que "la categoría no se intimidará".

La huelga nacional tiene como objetivo una reducción de los precios del gas de cocina y de los combustibles. También es contra la privatización de Petrobras y busca la salida del presidente de la petrolera Pedro Parente, según sindicatos.

El movimiento, según la FUP, tiene un carácter de advertencia. "La categoría petrolera ya aprobó, para pronto, la realización de una huelga por tiempo indefinido", dijo la FUP, sin informar una fecha.

Demás impactos. La FUP había informado antes que, en sus bases, diez refinerías estaban sin cambio de turno: Reman (AM), Lubnor (CE), Abreu y Lima (PE), Rlam (BA), Reduc (Duque de Caxias), Regap (MG), Replan (SP), Recap (SP), Repar (PR) y Refap (RS).

También están parados, según FUP, los trabajadores de la SIX, Superintendencia de Industrialización de Xisto (PR), y de las Fábricas de Fertilizantes Nitrogenados (Fafen) del Paraná y de Bahía.

En la Transpetro, la FUP afirmó que la huelga alcanza las terminales del Paraná, de Santa Catarina, del Río Grande do Sul, del Espírito Santo, del Amazonas, del Ceará, de Pernambuco, de Campos Elíseos (Duque de Caxias) y de Cabiúnas Macaé).

"En Río Grande do Norte, los trabajadores de los campos de producción terrestre del Alto do Rodrigues y de Mossoró también se adhirieron a la huelga, así como los petroleros del Activo Industrial de Guamaré y de la Estación Colectora del Canto del Amaro", dijo la FUP.