Ciudad del Cabo. Las huelgas que han afectado en el último tiempo a las minas de platino y oro de Sudáfrica han costado a la mayor economía de Africa algo más de 10.000 millones de rands (US$1.140 millones) durante el año, dijo este jueves Tesoro Nacional.

Sudáfrica, el mayor productor de platino del mundo y uno de los más importantes de oro, ha sufrido durante meses por una serie de conflictos laborales en un sector que es responsable de alrededor del 6% del producto interno bruto, aumentando las preocupaciones por las perspectivas de crecimiento.

"La caída en la producción minera y el incremento de las huelgas ha deprimido la actividad en las industrias relacionadas, entre ellas la manufactura, la logística y los servicios, con consecuencias negativas para el PIB", dijo el Tesoro en su declaración provisional sobre política presupuestaria.

En lo que va del año hasta agosto, la producción minera sudafricana cayó un 3,3%, mientras que la producción de firmas de platino bajó un 15,3%, pese a que la fuerte demanda de mineral de hierro en China ha ayudado a compensar parte de la caída en los sectores de platino, oro y carbón, añadió el Tesoro sudafricano.

El ministro de Finanzas Pravin Gordhan, quien recortó ligeramente la previsión del PIB del país para el año a un 2,5% desde el 2,7% pronosticado en febrero, dijo que el Gobierno tardaría algún tiempo en determinar el impacto del conflicto minero en el crecimiento.

Alrededor de 100.000 trabajadores han paralizado sus labores desde agosto en busca de mejoras salariales, en una ola de huelgas que han originado interrogantes sobre la relativamente lenta respuesta del Gobierno del presidente Jacob Zuma.

La mayoría de las huelgas han sido resueltas, ya sea con aumentos salariales muy por encima de la inflación o con despidos.

En el caso más grave ocurrido durante el conflicto, la policía mató a tiros a 34 mineros en huelga en la mina de platino Marikana, perteneciente a la firma Lonmin, el pasado 16 de agosto.

Este fue el incidente más sangriento en Sudáfrica en materia de seguridad desde el fin del Apartheid en 1994.