Con el fin de ajustar los precios de los alimentos, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, informó este martes que está dispuesto en aumentar las importaciones del rubro para frenar a la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea).

Anterior al anuncio presidencial, Cavidea indicó que los alimentos irían a subir alrededor de un 60% para mantener los niveles de producción de alimentos y el abastecimiento del mercado nacional. Esto se debería a que los costos de la materia prima, de empaque y repuesto, representan entre 40% y 70% del precio final de los productos.

Por lo mismo, el presidente no aceptaría dicho incremento e intenvendría en dicho sector sustituyendo un porcentaje de la producción nacional.

Chavez, mencionó que conversó con su homóloga argentina, Cristina Fernández, quien le dijo que estarían a la orden para todo lo que Venezuela necesitara.

También, tomo contacto con la nueva presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, la cual se comprometió a suministrar maquinaria, tecnología y alimentos, indicó el mandatario en un contacto con Venezolana de Televisión y que fue recogido por El Universal de Venezuela.