Nombres de hoteles como Capital, Comfort, Sheraton o Sonesta, son muy conocidos en Colombia, pero no todos los viajeros que los han disfrutado saben que pertenecen a la cadena hotelera más grande del país: GHL, la misma que operará los nuevos Hyatt centroamericanos.

La sigla significa Grupo Hotelero Londoño, nombre que hace referencia al apellido de la familia propietaria de la empresa, que luego de 50 años de trabajo ha incorporado a su grupo 63 hoteles en 36 ciudades de ocho países.

Con esa cifra, GHL se ha convertido en la compañía líder en el país en número de hoteles, superando al Grupo Terranum, que completó 33 luego de la compra en el primer semestre de 2014 de la mayoría de establecimientos de la cadena Decameron, especializada en resorts “todo incluido”; y a Hoteles Estelar, propiedad de la Corporación Financiera Colombiana, una entidad dedicada a la financiación corporativa de proyectos inmobiliarios y de infraestructura, que posee 28 hoteles en 13 ciudades de Colombia y Perú.

Pero su liderazgo no se limita únicamente a la cantidad total de establecimientos que posee, sino que se asienta también en el hecho de ser la cadena que más se ha expandido en el exterior, donde también actúa como operador.

En total, maneja nueve hoteles en Ecuador, ocho en Perú, cinco en Chile, dos en Argentina y dos en Curazao. Además, en el caso de Centroamérica, opera ya el Sheraton San José, en Costa Rica; y tres en Panamá: el Royal Sonesta Hotel & Casino, el GHL Princess y el Hilton Garden.

En su mercado local, la firma maneja las marcas Sheraton, Comfort, Sonesta, GHL y Four Points by Sheraton y posee 26 establecimientos: nueve en Bogotá, tres en Cartagena, dos en Medellín, dos en Barranquilla, dos en Pereira, y uno en Cali, Valledupar, Neiva, Santa Marta, San Andrés, Villavicencio, Girardot y Yopal. Además opera en esa plaza otros siete establecimientos.

En la actualidad, su estrategia de expansión tiene como norte a Centroamérica, donde tendrá cinco hoteles, distribuidos en Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua, y donde estrenará una nueva marca, de prestigio global: Hyatt Place. Para estructurar la operación, GHL se asoció con la desarrolladora guatemalteca Latam Hotels Corporation, del Grupo Paiz.

El Hyatt Place guatemalteco, que tendrá 140 habitaciones y abrirá sus puertas en 2016, estará ubicado en la Zona Viva de la capital, en un edificio que incluirá locales comerciales, condominio habitacional, oficinas y centro de convenciones.

En el caso de Honduras, los planes incluyen dos establecimientos: uno en Tegucigalpa y otro en San Pedro Sula. El de la capital tendrá 126 habitaciones, empezará a operar este año y será parte del complejo Parque Comercial Los Próceres. El segundo, que también abrirá en 2015, se levanta entre la Calle 10 y la Avenida Circunvalación, y dispondrá de 138 habitaciones.

Para El Salvador, el Hyatt Place, que dispondrá de 140 habitaciones operará en el centro comercial Las Cascadas, en Antiguo Cuscatlán. Igual número de cuartos tendrá el establecimiento de Managua, que se edificará al lado del centro comercial Galerías Santo Domingo. Ambos empezarán a recibir huéspedes este año.

El presidente de GHL Hoteles, Jorge Londoño habla con El Economista sobre el proceso de expansión y de su renovada presencia en Centroamérica.

- ¿La empresa es totalmente colombiana o tiene alguna participación de capital extranjero?

- GHL Grupo Hoteles SCA es una compañía 100 % colombiana y se asocia generalmente con inversionistas locales, en cada país, para el desarrollo de sus proyectos hoteleros.

- ¿Cómo surgió el proyecto de entrar al mercado centroamericano?

- El Grupo Conconcreto, que es uno de nuestros principales socios en Sudamérica, nos invitó a participar en el proyecto. A partir de ese momento nos integramos como accionistas del Grupo Latam y como operadores de los cinco hoteles futuros bajo la franquicia Hyatt Place.

- ¿En esos cinco hoteles su empresa tendrá parte de la propiedad o en algunos será solo operador?

- GHL participa en la propiedad en cada uno de los hoteles como accionista, y además será el operador de todos los proyectos hoteleros.

- ¿Cuánto suma la inversión en Centroamérica?

- La inversión en esa región supera los $100 millones.

- ¿GHL financia su participación con recursos propios o acudieron a créditos del sector financiero?

- Tenemos financiamiento de la banca local e internacional.

- ¿Por qué la marca Hyatt será la que se desarrollará en Centroamérica y no algunas de las que ya estaban en el portafolio de GHL?

- Ello se debe al acuerdo que ya existía entre el Grupo Latam y la cadena Hyatt, al momento de nuestra vinculación al proyecto.

- ¿Qué tan positivo es para ustedes operar con una nueva marca y de tanto reconocimiento mundial?

- Primero, con esta nueva alianza, GHL Hoteles, como operador multimarca, amplía su portafolio de marcas en la región y su presencia en Centroamérica. Y con ello se beneficia toda la región, al contar con un espectro mas amplio de oferta en nuevos segmentos del mercado.

- En Costa Rica ya están trabajando, pero con la marca Sheraton...

- El acuerdo de operación del Hotel Sheraton en San José, Costa Rica, fue desarrollado por el Grupo IGGR, y se firmó con anterioridad a nuestra vinculación al desarrollo de los hoteles Hyatt Place de Centroamérica.

- De todos los hoteles GHL, ¿cuántos son propiedad del grupo?

- Actualmente GHL cuenta con 63 operaciones hoteleras y participa en la inversión de la mayoría de ellos. En 2015 contaremos con cerca de 70 operaciones y 8.000 habitaciones.

- ¿En cuáles participan directamente como inversionistas?

- Entre las principales operaciones y proyectos con inversión de GHL se encuentran los Four Points by Sheraton de Cali, Medellín y Bogotá; el GHL Grand Capital; los GHL Comfort Los Héroes, Mayasquer y Costa Azul; los GHL Style Hamilton, Bioxury, Neiva y Yopal; el Sheraton Bogotá; los Sonesta de Barranquilla, Cartagena, Calama, Cusco, Arequipa, El Olivar y Valledupar; los Sonesta Posadas del Inca en Arequipa, Cusco, Puno y Yucay, y los próximos Hyatt Place de Tegucigalpa, Managua, Guatemala, San Pedro Sula y San Salvador.

- Después de Centroamérica, ¿cuál es el siguiente paso del grupo?

- Incursionar en los países latinoamericanos en los que aún no tenemos presencia, como Bolivia y Brasil.