Quito. La automotriz surcoreana Hyundai y su distribuidor ecuatoriano NeoHyundai firmaron este sábado un acuerdo para iniciar desde septiembre el ensamblaje de camiones en el país, con miras a construir una planta propia que empezaría a producir en 18 meses.

El proyecto, que pondrá en el mercado unas 2.000 unidades de cuatro modelos diferentes, se ejecutará inicialmente en la planta de Aymesa en Quito, fábrica que ha producido modelos de KIA y Chevrolet, para luego trasladarse a una planta de la marca que se construirá en el puerto de Manta.

"La ensambladora se va a construir en Manta (...) estamos en el proceso de desarrollar las proyecciones, no tenemos una cifra de inversión, pero será un monto importante", dijo a periodistas José Avila, gerente de marketing de NeoHyundai.

Los vehículos fabricados en Aymesa irán en 30% al mercado local y el restante 70% a Venezuela, agregó Avila.

El país andino cuenta actualmente con dos ensambladoras de Chevrolet y Mazda, cuya producción abastece al mercado interno, y a Venezuela y Colombia.

"La inversión será nacional, de un grupo privado, pero cuenta con el aval y la licencia de la marca para ensamblaje de camiones en el país", puntualizó el ejecutivo.

En días pasados, un alto funcionario del puerto de Manta, el segundo más importante del país, reveló que la japonesa Toyota Motor Corp. también está interesada en montar una planta en Ecuador y que la importación de partes ingresaría por ese mismo puerto.