Seúl. Hyundai Motor, principal fabricante de automóviles de Corea del Sur, logró en 2013 un beneficio neto de 8,99 billones de wones (6.189 millones de euros, US$8.377 millones), 0,7% menos que la cifra récord alcanzada en 2012, informó la compañía.

El beneficio operativo del gigante del motor fue de 8,3 billones de wones (5.714 millones de euros, US$7.734 millones), lo que supone un descenso del 1,5% en términos interanuales, según los resultados del año pasado presentados por la firma con sede en Seúl.

En cuanto a las ventas, en 2013 Hyundai Motor comercializó vehículos en todo el mundo por valor de 87,3 billones de wones (60.103 millones de euros, US$81.349 millones), 3,4% más que en 2012.

La leve reducción del beneficio neto en relación a 2012, año en el que Hyundai logró un récord histórico de 9,06 billones de wones (6.238 millones de euros, US$8.443 millones), "responde principalmente a la devaluación del yen japonés y a las huelgas de trabajadores en las plantas de Corea del Sur", indicó una representante de la firma en Seúl.

La progresiva depreciación del yen, que perdió en aproximadamente un año una tercera parte de su valor, restó competitividad a los fabricantes surcoreanos de automóviles respecto a sus rivales japoneses, al tiempo que varias huelgas interrumpieron la producción en las plantas surcoreanas de Hyundai a lo largo de 2013.

La multinacional vendió en todo el mundo entre enero y diciembre un total de 4,62 millones de vehículos, cifra que supera en 5,2% los 4,39 millones de unidades del año anterior.

Destacó el pronunciado aumento de las ventas en China, el mercado en el que más automóviles comercializó con un total de 1,02 millones de unidades, 21,2% más que en 2012.

Hyundai también elevó sus ventas en EE.UU. 2,5%, aunque el número de vehículos facturados en Europa cayó 8,8% y también sufrió un descenso en el mercado local surcoreano, en este caso del 4%.

De cara a 2014, Hyundai Motors pronosticó un aumento del 3,6% en sus ventas de vehículos en el mundo hasta 4,9 millones de unidades, gracias a la salida al mercado de sus nuevos modelos Génesis y Sonata, indicó la portavoz de la firma.

En todo caso, dejó claro que el rendimiento de Hyundai este año estará condicionado por factores externos e internos, como la evolución de la economía global, las variaciones en los tipos de cambio o la posibilidad de nuevas huelgas.