Seúl. Hyundai Motor y su afiliada Kia Motors buscarán impulsar sus ventas globales de vehículos en un 6% este año a un total combinado de siete millones de vehículos, lo que marcaría una desaceleración para un dúo que ha visto alzas de dos dígitos en ventas en los últimos años.

Las automotrices surcoreanas, que en conjunto ocupan el quinto lugar en ventas mundiales de automóviles, no se han mantenido al día con la demanda debido a que su capacidad de producción está sobreexigida.

Pero se han abstenido de aumentar considerablemente su capacidad, y en lugar de eso se han concentrado en mejorar la calidad de sus producto y las ganancias.

Su mayor rival Toyota Motor pronosticó el mes pasado un salto en ventas de un 20% en el 2012 a un récord de 8.480.000 vehículos, en momentos en que se recupera de las pérdidas de producción causadas por desastres naturales en Japón y Tailandia en el 2011.

"Vamos a fortalecer la gestión de la calidad que hemos buscado continuamente", dijo este lunes Chung Mong-koo, presidente del grupo matriz de Hyundai y Kia, en su discurso anual a los empleados.