Madrid.- El holding de aerolíneas IAG aumentó su resultado operativo recurrente un 5,7% en el segundo trimestre gracias al crecimiento del tráfico aéreo, que logró neutralizar el impacto negativo de los precios de combustible y las incidencias de su aerolínea Vueling por la huelga de los controladores aéreos en el sur de Francia.

El resultado operativo recurrente ascendió a 835 millones de euros en el segundo trimestre frente a una cifra reformulada de 790 millones de euros en el mismo periodo del año anterior.

No obstante, el resultado se situó ligeramente por debajo de lo previsto en el consenso de los analistas, destacaron los analistas de Banc Sabadell en su informe bursátil diario.

IAG dijo que las huelgas de los controladores de tráfico aéreo franceses afectaron particularmente a Vueling, que opera desde su base en Barcelona, y le causaron un coste adicional de 20 millones de euros en el trimestre.

Vueling fue la aerolínea con mayor crecimiento en ingresos (+11,6%) del grupo IAG, pero también la única que cerró el primer semestre con un resultado operativo negativo.

En términos acumulados, el beneficio operativo recurrente del grupo IAG subió en el primer semestre un 17,4% a 1.115 millones de euros y los ingresos crecieron un 3,1% a 11.206 millones de euros.

El holding, que agrupa a las aerolíneas BA, Iberia, Vueling, Level y Aer Lingus, dijo el viernes que incluyendo partidas excepcionales, el resultado operativo subió en el primer semestre un 98,7% a 1.735 millones de euros.

Para 2018, IAG reiteró que espera, a los niveles actuales del crudo y de los tipos de cambio, un nuevo aumento del resultado de explotación.

Junto con los resultados del primer semestre, IAG publicó sus datos de tráfico a julio, que mostraron un aumento de lo pasajeros transportados del 6,9%, gracias a más rutas y frecuencias a Norteamérica, que impulsaron el tráfico a este región en un 12%.

La tasa de ocupación de sus aviones subió en julio al 88%, una mejora de 1,6 puntos frente al mismo mes del año anterior.