Ginebra/Chicago. El terremoto y la crisis nuclear en Japón provocarán una "gran ralentización" para las aerolíneas en el mercado japonés, que no comenzará a recuperarse al menos hasta el segundo semestre del 2011, dijo el viernes un importante grupo de la industria aérea.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) dijo en un comunicado que con un mercado japonés de US$62.500 millones que representan un 6,5% del tráfico mundial programado y un 10% de las ventas del sector, se esperan tiempos difíciles para las aerolíneas con exposición a Japón.

"Se espera una importante desaceleración en Japón en el corto plazo. Y la fortuna de la industria probablemente no mejorará hasta que el efecto del repunte de la reconstrucción se sienta en la segunda mitad del año", dijo en un comunicado Giovanni Bisignani, director general y presidente ejecutivo de IATA.

Las líneas aéreas del mundo han reportado un menor tráfico hacia Japón y un mayor tráfico desde Japón tras el terremoto y tsunami de la semana pasada. Temores a la radicación nuclear por el daño de la planta nuclear Fukushima posteriormente alimentaron las preocupaciones por la salud.

Por ahora, sin embargo, All Nippon Airways y Japan Airlines de Japón dijeron que no habían visto ningún cambio en la programación de sus vuelos desde Tokio hacia destinos extranjeros.

Las líneas aéreas del mundo han reportado un menor tráfico hacia Japón y un mayor tráfico desde ese país tras el terremoto y tsunami.

Delta Air Lines está completando más del 90% de sus vuelos programados, dijo el presidente ejecutivo Richard Anderson en un mensaje grabado.

Delta tiene más vuelos a Japón que cualquier otro operador estadounidense y planea suspender temporalmente los vuelos diarios desde el aeropuerto de Haneda de Tokio hacia Detroit y Los Angeles, a partir de la semana que viene.

China, el más expuesto. IATA dijo el mercado internacional más expuesto es China, porque Japón representa un 23% de sus ventas internacionales.

Taiwán y Corea del Sur están casi igualmente expuestas con un 20% de su facturación relacionada con operaciones en Japón, le siguen Tailandia (15%), Estados Unidos (12%), Hong Kong (11%) y Singapur (9%).

Francia es el mercado europeo más expuesto, con un 7%, y detrás están Alemania (6%) y Reino Unido (3%).

Temprano el viernes Deutsche Lufthansa dijo que el marcado aumento en los costos del combustible podría dañar su ganancia, aunque la recuperación económica debería impulsar las ventas y la ganancia operacional de la aerolínea para este año y el próximo.

Japón produce un 3% a un 4% de todo el combustible para aviones, parte del cual exporta a Asia, dijo IATA.

"Parte de su capacidad de refinación se perdió por los daños que causó el terremoto (...) Esta restricción de oferta puede provocar un alza de los precios del combustible para aviones," añadió.

Otras aerolíneas estadounidenses que vuelan a Japón - United Continental y American Airlines de AMR Corp - dijeron que estaban volando según los programas habituales.

"Obviamente, las salidas de Japón son mayores a las entradas, pero la mayoría de los viajeros están viajando de acuerdo a la programación original", dijo el portavoz de AMR, Tim Smith

Las acciones de las aerolíneas subían ampliamente el viernes con una alza del índice ARCA de un 2,27%.