La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) ha actualizado sus perspectivas financieras sobre la industria mundial de transporte aéreo y estima que las pérdidas debido a la expansión mundial del coronavirus podrían situarse entre más de US$63.000 y US$113.000 millones dependiendo del escenario.

Teniendo en cuenta la nueva emergencia de salud pública generada por el Covid-19, la organización prevé que este año se generen unas pérdidas de ingresos para el negocio de entre US$63.000 millones, en un escenario en el que virus esté contenido en los mercados actuales y unos US$113.000 millones, en un escenario con una mayor difusión de virus.

Todavía no se dispone de estimaciones sobre el impacto en las operaciones de carga.

El análisis anterior de la IATA (publicado el 20 de febrero de 2020) cifraba las pérdidas de ingresos en US$29.300 millones sobre la base de un escenario en el que el impacto de Covid-19 se limitaría en gran medida a los mercados asociados con China. Desde entonces, el virus se ha propagado a más de 80 países y las reservas han sufrido un grave impacto en las rutas más allá de China.

IATA explica que los mercados financieros han reaccionado con fuerza. Los precios de las acciones de las aerolíneas han caído casi un 25% desde que comenzó el brote, unos 21 puntos porcentuales más que la disminución que se produjo en un momento similar durante la crisis del SARS de 2003.

Globalmente, la caída en la demanda se traduce en una pérdida del 11% de los ingresos mundiales de pasajeros, equivalente a US$63.000 millones. China representaría unos US$22.000 millones de este total. Los mercados asociados con Asia representarían US$47.000 millones de este total.

"En gran medida, esta caída ya es un choque para los ingresos de la industria mucho mayor que nuestro análisis anterior", aseguran desde la organización.

Dos escenarios posibles. La IATA ha estimado el posible impacto en los ingresos de los pasajeros basándose en dos posibles escenarios. El primero de ellos incluye mercados con más de 100 casos confirmados de Covid-19 (al 2 de marzo) que experimentan una fuerte caída seguida de un perfil de recuperación en forma de V. También se estima una disminución de la confianza de los consumidores en otros mercados (América del Norte, Asia y el Pacífico y Europa).

Los mercados a los que se refiere esta hipótesis y la caída prevista del número de pasajeros, debido a virus, son los siguientes: China (-23%), Japón (-12%), Singapur (-10%), Corea del Sur (-14%), Italia (-24%), Francia (-10%), Alemania (-10%) e Irán (-16%).

Además, se esperaría que Asia (excluyendo a China, Japón, Singapur y Corea del Sur) registrara una caída del 11% en la demanda. Europa (excluyendo a Italia, Francia y Alemania) sufriría una caída del 7% en la demanda y Oriente Medio (excluyendo a Irán) también registraría un descenso del 7% en la demanda.

Globalmente, esta caída en la demanda se traduce en una pérdida del 11% de los ingresos mundiales de pasajeros, equivalente a US$63.000 millones. China representaría unos US$22.000 millones de este total. Los mercados asociados con Asia (incluida China) representarían US$47.000 millones de este total.

El segundo de los escenarios aplica una metodología similar pero a todos los mercados que actualmente tienen 10 o más casos confirmados de Covid-19 (al 2 de marzo).

El resultado es una pérdida del 19% en los ingresos mundiales de pasajeros, lo que equivaldría a unos US$113.000 millones. Financieramente, eso sería en una escala equivalente a lo que la industria experimentó en crisis financiera de 2008, según la IATA.