Ciudad de Panamá. Las pagos que tiene el gobierno de Venezuela con distintas aerolíneas en ese país está siendo gestionado por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), la suma es superior a los US$3.000 millones.

La semana pasada la panameña Copa Airlines presentó sus planes para el primer semestre del 2014 y durante el evento Pedro Heilbron, presidente ejecutivo de la empresa, aseguró que a pesar que Venezuela sigue siendo un mercado atractivo no tenían planes para crecer en él por la situación de las divisas.

Heilbron afirmó que la empresa panameña está en igual situación que las otras empresas de aviación con sumas importantes de dinero retenido.

"Todas las aerolíneas estamos en el mismo barco en Venezuela y eso es algo que se está manejando a través de la IATA la cual se encuentra hablando con las autoridades y esperamos que haya una solución satisfactoria en el futuro cercano que regularice el tema de las divisas en Venezuela ya que la aviación es de mucha importancia para cualquier país incluyendo ese país", dijo Heilbron.

Agregó que ha mantenido conversaciones con las autoridades venezolanas y estos entienden la importancia de la situación y que todo apunta a que se tiene que encontrar una solución para regularizar el tema y que la aviación pueda seguir contribuyendo a la conectividad y el desarrollo en Venezuela.

La suma que maneja en cuanto a Copa, son unos US$390 millones atrapados en el país sudamericano.

El pasado viernes 24 de enero medios venezolanos informaron que Copa había dejado de vender boletos en ese país al igual que otras empresas como Air Canadá, y a pesar que también varios clientes reportaron tener esos inconvenientes, Copa dijo que sus operaciones desde y para Venezuela estaban con normalidad.