Santiago. El CEO y fundador de IBC Solar, Udo Möhrstedt, y el director de Imelsa (Ingeniería y Montajes Eléctricos S.A.), Carlos Álvarez, firmaron el martes 17 de junio un Memorándum de Entendimiento para desarrollar un proyecto solar fotovoltaico cerca de Santiago, la capital de Chile.

La ceremonia se realizó en las nuevas oficinas de ventas de IBC Solar, ubicadas en Américo Vespucio Sur 100, piso 16, Las Condes.
IBC Solar e Imelsa construirán entre 2014 y 2015 más de 200 MW en plantas de diferentes tamaños. El primer proyecto fotovoltaico conjunto se ubicará en la ciudad de San Felipe, en el valle del Aconcagua, y tendrá una capacidad de 3 megawatts. Para su desarrollo se usarán 11.740 módulos IBC Polysol 255 Ecoline. La producción de energía será de 5,71 GWh (1.909 KWh/KWp) por año.
“Como uno de los actores fotovoltaicos más antiguos del mundo, IBC Solar aportará una valiosa experiencia y conocimientos al mercado fotovoltaico chileno”, dijo Udo Möhrstedt. 

“Nuestra experiencia en la planificación y construcción de plantas, sumado a nuestra sólida estructura financiera, permiten a nuestros clientes obtener una instalación fotovoltaica del más alto nivel tecnológico con garantía de IBC Solar”, agregó Udo Möhrstedt.
Con amplia experiencia a lo largo de la cadena de valor, que contribuye a asegurar el retorno de las inversiones, IBC Solar puede garantizar el máximo rendimiento de las instalaciones fotovoltaicas en el largo plazo, dando tranquilidad a los clientes e inversionistas.

IBC Solar e Imelsa colaborarán en el desarrollo de su primer proyecto, a través de un joint venture o la suscripción de un contrato EPC (Ingeniería, Adquisiciones y Construcción, por su sigla en inglés).
IBC Solar es una empresa alemana líder en sistemas fotovoltaicos, que llega a Chile para instalar su primera filial en Latinoamérica, tras su exitosa participación en el mercado de las energías renovables a nivel mundial, con filiales en Alemania, Italia, Malasia, Países Bajos, República Checa, Turquía, China, India y Austria. Asimismo, IBC Solar está activamente presente en Japón, Sudáfrica, Gran Bretaña, Medio Oriente, entre otros países.

“Decidimos estar presentes en Chile porque la radiación solar en el Norte Grande es de las más altas del mundo (estimada entre 7 y 7,5 kwh/m2), los costos marginales son altos y la demanda energética está creciendo. Además, éste es un país políticamente muy estable”, expresó Udo Möhrstedt.

En tanto, Markus Link, Team Manager para LatinoAmérica de IBC Solar, afirmó que, por el momento, la empresa sólo se enfocará a realizar en Chile proyectos a gran escala de sistemas solares sobre cubierta o terreno. En una etapa posterior se podrá evaluar la distribución de energía y el suministro eléctrico independiente.

Imelsa, en tanto, es una compañía de servicios de alta tecnología en Sistemas Eléctricos de Potencia, Subestaciones, Líneas, Centrales de Generación, Control y Protección y Sistema Scada. En la actualidad tiene desarrollados 150 proyectos de generación en diversas tecnologías. 56 de ellos son solares fotovoltaicos. Hacia el año 2015 pretende tener instalados 500 MW en el país.