El grupo español de energía Iberdrola anunció este viernes nuevos detalles de la operación que le permitirá a los accionistas optar por el cobro del dividendo de la empresa en acciones.

En virtud del plan de retribución flexible de Iberdrola, que permite elegir entre dividendo en efectivo o en títulos de la empresa, se llevará a cabo una ampliación de capital que supondrá la emisión de un número máximo de 90,7 millones de acciones.

El volumen final a emitir, no obstante, dependerá del número de accionistas que elijan recibir su remuneración en acciones.

El importe a pagar del dividendo, a cuenta de los resultados de 2020, es de 0,168 euros, según acordó el consejo de administración de Iberdrola en octubre del año pasado.

El número de derechos de asignación gratuita necesarios para recibir una acción nueva será de 70.